Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ministro de Interior de Pakistán anuncia que dimitirá cuando el Supremo decida sobre Sharif

El ministro de Interior de Pakistán, Chaudry Nisar Alí Jan, ha anunciado este jueves que dimitirá cuando el Tribunal Supremo dé a conocer su fallo en el caso contra el primer ministro, Nawaz Sharif, por los 'Papeles de Panamá', independientemente de cuál sea la decisión judicial.
"Mi corazón ya no está en la política", ha dicho Jan en una rueda de prensa de 45 minutos, "las más difícil" que ha dado en toda su vida, según ha confesado. El ministro ha revelado que ha decidido comparecer "gracias a la presión de amigos" y en contra del consejo de altos cargos del partido gobernante, el PML-N.
Jan ha aclarado que su dimisión no se debe a la relación con Sharif, al que ha definido como "un gran líder". "Durante toda mi vida le he dicho la verdad. Nunca ha habido ninguna doble intención en mis palabras. Mi papel ha sido el de quienes susurraban al César 'eres humano'", ha recalcado.
El titular de Interior ha explicado que su salida del Gobierno y de la Asamblea Nacional --también renunciará a su escaño como diputado-- obedece más bien a las "intrigas" en el seno del PML-N. "En el último mes y medio he sido excluido de las reuniones y no sé por qué", ha dicho.
Pese a ello, ha ratificado también su apoyo al PML-N. "Adoro este partido (...) Alguien que ha dado 33 años de su vida al partido no puede irse sin más", ha subrayado, según informa el diario paquistaní 'Dawn'.
LOS 'PAPELES DE PANAMÁ'
El Tribunal Supremo acogió la semana pasada las comparecencias de los partidos de la oposición, así como de Sharif, sus hijos y el ministro de Finanzas --aunque en estos últimos casos por escrito-- sobre un informe elaborado por un equipo de investigación según el cual "existen disparidades significativas entre las fuentes de ingresos conocidas y las declaradas" por la familia Sharif.
Este caso es una derivada de los 'Papeles de Panamá', que revelaron la existencia de empresas en paraísos fiscales a cargo de políticos, empresarios y personalidades públicas de todo el mundo. En lo tocante a Pakistán, descubrieron que la familia del primer ministro posee varias sociedades 'offshore'.
El Supremo debe decidir estos días si archiva el caso, envía a Sharif a juicio o incluso lo cesa, aunque los magistrados ya decidieron por una votación de dos contra tres que no procedía destituir al jefe de Gobierno porque no había suficientes pruebas para tomar una decisión de tal envergadura.
Sharif, de 67 años, ha desoído los llamamientos para que dimita y ha advertido de que su salida del Ejecutivo podría dar lugar a un largo periodo de inestabilidad. Su mandado expira en 2018 y se espera que ese mismo año se celebren elecciones en Pakistán.