Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ministro de Exteriores afgano pide el cese de los responsables de los servicios de seguridad

Rabbani salió ileso el sábado del atentado en el funeral por un manifestante muerto por disparos de la Policía
El ministro de Asuntos Exteriores de Afganistán, Salahudin Rabbani, ha reclamado este lunes el cese de todos los responsables de los servicios de seguridad tras los atentados registrados la semana pasada en el país, que acabaron con la vida de más de un centenar de personas, según informa la cadena de televisión local Tolo.
Rabbani es el líder del partido Jamiat-e-Islami y salió ileso del atentado que el sábado acabó con la vida de 20 personas que asistían al funeral por el hijo de un senador que murió abatido por disparos de la Policía durante una manifestación en Kabul.
El ministro ha reclamado el cese inmediato de todos los responsables de las diferentes fuerzas y cuerpos de seguridad afganos tras los graves atentados registrados la semana pasada en Kabul. El primer atentado tuvo lugar el 31 de mayo cerca de la Embajada de Alemania en Kabul y dejó 90 muertos y más de 400 heridos.
Al día siguiente, las fuerzas de seguridad mataron a cinco manifestantes tras abrir fuego en Kabul contra una manifestación que pedía la renuncia del Gobierno y del presidente del país, Ashraf Ghani. 24 horas después, un atentado durante el funeral por un manifestante muerto por disparos de la Policía acabó con la vida de 20 personas. En la ceremonia estaba presente el primer ministro afgano, Abdulá Abdulá, y el titular de Exteriores, entre otras autoridades.
Rabbani ha dicho que hay que cesar a todos los responsables de los servicios de seguridad, incluido el consejero de Seguridad Nacional, Haneef Atmar, el ministro del Interior, el general Taj Mohamad Jahid, el jefe de la Dirección Nacional de Seguridad, Masoom Stanekzai, y el ministro de Defensa, Tariq Shah Bahrami.
El titular de Exteriores ha señalado que su formación tiene tres peticiones para el Gobierno: el cese de los responsables de los servicios de Seguridad, la puesta en marcha de una investigación sobre los últimos ataques en Kabul y el pleno cumplimiento del acuerdo de unidad nacional que sustenta al Ejecutivo.
Rabbani ha dicho que los últimos atentados han hecho surgir cuestiones sobre posibles vínculos de los talibán con el Gobierno y con los servicios de seguridad y han puesto de manifiesto que las fuerzas de seguridad no son capaces de proteger a los afganos.
El ministro ha afirmado que espera que Abdulá comparta su posición y ha explicado que su partido no ha decidido todavía si él irá como representante de Afganistán a la reunión del denominado proceso de Kabul que está convocada para este martes. El encuentro reunirá en la capital afgana a altos cargos y representantes de Asuntos Exteriores de 28 países y organizaciones.