Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primer ministro de Corea del Sur asume temporalmente los poderes presidenciales

El primer ministro de Corea del Sur, Hwang Kyo Ahn, ha asumido de forma interina este viernes los poderes de la Presidencia, después de que la actual mandataria, Park Geyn Hye, haya sido apartada temporalmente del cargo por un escándalo de tráfico de influencias.
El Gobierno ha confirmado que Hwang es presidente en funciones desde las 19.03 (11.03 hora peninsular en España). Su interinidad se mantendrá al menos hasta que el Tribunal Constitucional determine la legalidad del juicio político ('impeachment') contra Park, aprobado este viernes por el Parlamento.
El primer ministro ha prometido en una reunión del Gobierno que hará todo lo posible para mantener la estabilidad durante estos meses, según la agencia de noticias surcoreana Yonhap. Entre sus primeras medidas figura un aviso al Ejército para que eleve la alerta ante posibles provocaciones de Corea del Norte.
El Parlamento ha dado 'luz verde' este viernes al juicio político contra Park con el voto a favor de 234 de los 300 legisladores, por encima de los 200 que eran necesarios para abrir formalmente el proceso. Parte del partido gobernante ha votado en contra de la presidenta, envuelta en un escándalo de corrupción que salió a la luz tras la detención de una de sus confidentes.
El Constitucional tiene ahora un plazo máximo de seis meses para revisar la legalidad del 'impeachment', si bien en 2004 tardó solo dos en rechazar la destitución del entonces jefe de Estado, Roh Moo Hyun.
Park ya ha advertido de que esperará esta resolución y no abandonará el cargo de forma voluntaria, como le han pedido incluso miembros de su propio partido. En su primer mensaje tras la votación, ha instado al Gobierno a mantener la unidad y trabajar para evitar el "vacío de poder".
Cientos de personas se han echado a la calle para celebrar la destitución de Park, un eco de las movilizaciones que ya se venían produciendo en las últimas semanas y que han llegado a aglutinar a más de un millón de surcoreanos.