Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Shinawatra pide a los manifestantes que dejen las protestas y apoyen las elecciones

Shinawatra pide a los manifestantes que respeten la convocatoria electoralcuatro.com

La primera ministra de Tailandia, Yingluck Shinawatra, ha solicitado a los manifestantes que abandonen sus protestas y respalden la celebración de elecciones tras la disolución del Parlamento. La política se ha presentado en rueda de prensa con los ojos llorosos para subrayar que no presentará su dimisión hasta que se haya formado un nuevo Gobierno.

"Somos compañeros tailandeses. ¿Por qué nos tenemos que hacer daño? He dado marcha atrás totalmente, y no sé a dónde más retirarme. ¿Ni siquiera queréis que ponga mis pies sobre territorio tailandés?", ha preguntado a los líderes de las manifestaciones.
"Ahora que el Gobierno ha disuelto el Parlamento os pido que detengáis las protestas y que todas las partes trabajemos de cara a las elecciones", ha remachado, según ha informado el diario tailandés 'The Nation'.
Las palabras de Yingluck han llegado apenas horas después de que el líder de las manifestaciones, Suthep Thaugsuban, reiterara que las protestas continuarán hasta que el Gobierno ceda el poder a un Consejo del Pueblo --que sustituiría al Gobierno-- si necesidad de un proceso electoral.
Tras la disolución el lunes del Parlamento, la Comisión Electoral anunció que las próximas elecciones generales se celebrarán en el plazo de 60 días y podrían ser convocadas para el domingo 2 de febrero de 2014.
El plazo acabará el viernes 7 de febrero de 2014 y el 2 de febrero es el último domingo dentro de ese periodo.
Los opositores llevan varias semanas protestando en las calles de Bangkok, amenazando con expulsar del poder a la primera ministra y acabar con la influencia que ejerce en el país su hermano y predecesor en el cargo, el exiliado Thaksin Shinawatra.