Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una ex ministra conservadora carga contra May por llevar unos pantalones de cuero de más de 1.000 euros

Johnson bromea con que son unos 'lederhosen', los pantalones tradicionales bávaros
La ex ministra de Educación británica Nicky Morgan ha criticado a la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, por aparecer en una entrevista con el diario 'The Times' con unos pantalones de cuero de un valor de 1.186 euros, unos comentarios que muchos sectores del partido conservador han tildado de machistas.
El pasado domingo, 'The Times' publicó en su edición dominical una entrevista con May en su hogar, en la que la primera ministra habló de su vida personal y de sus aficiones de cara a las fiestas navideñas. En una de las fotografías que acompañaban a la entrevista, May posó con unos pantalones de cuero de la marca británica Amanda Wakeley, que cuestan 995 libras, el equivalente a unos 1.186 euros.
Al conocerse el precio de los pantalones, Morgan, que fue ministra de Educación con David Cameron, ha criticado duramente a May por llevar un conjunto cuyo valor completo se calcula en más de 2.100 euros, según la BBC.
"Los pantalones se han notado y discutido en los círculos tories", señaló Morgan en declaraciones para el diario 'Times' el lunes. "Mi barómetro siempre es el mismo: ¿Cómo voy a explicar esto en Loughborought Market?, añadió, en alusión a la pequeña ciudad de la Inglaterra profunda por la que es diputada. Morgan fue destituida de su cargo como ministra cuando May asumió el poder y forma parte del grupo de diputados conservadores moderados que se oponen públicamente al 'Brexit'.
A raíz de los comentarios de Morgan sobre los pantalones de la primera ministra, que varios parlamentarios 'tories' han tachado de machistas, la ex ministra ha sido desinvitada a una reunión en el número 10 de Downing Street, en la May iba a intercambiar opiniones con varios miembros del sector conservador que se opone al 'Brexit'.
Sin embargo, la polémica, que varios medios británicos han denominado como el "trousergate", no ha terminado ahí. El diario 'Daily Mail' publicó en exclusiva una serie de mensajes de texto que la jefa de prensa de May, Fiona Hill, envió a Alistair Burt, un colaborador de Morgan. "Ni se te ocurra traer a esa mujer al Número 10", escribió Hill.
JOHNSON BROMEA SOBRE EL ASUNTO
Este miércoles, el ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, ha bromeado sobre el 'trousergate' en una recepción con varios embajadores extranjeros, en un intento de relajar la tensión a raíz de la polémica.
"En Reino Unido somos tan cosmopolitas que cada vez bebemos más champán, más prosecco, compramos más coches alemanes que nadie en Europa y encima, nuestra maravillosa primera ministra incluso lleva 'lederhosen'", ha dicho Johnson, provocando la risa entre los asistentes al evento. Los 'lederhosen' son unos pantalones cortos de piel tradicionales de la cultura bávara.
Minutos antes, utilizando el mismo tono distendido, el ministro de Exteriores ha ironizado sobre Nigel Farage, uno de los principales propulsores del 'Brexit', que tras el resultado de la votación fue a Estados Unidos para trabajar como consejero en la campaña electoral del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump. "Somos tan buenos exportando que incluso hemos conseguido exportar a Nigel Farage a Estados Unidos", ha bromeado.