Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de seis millones de personas en Sudán del Sur están en "situación de emergencia"

Más de seis millones de personas en Sudán del Sur, la mitad de la población del país, están en "situación de emergencia" debido a la inseguridad alimentaria, algo que afecta especialmente a mujeres y niñas, los grupos más vulnerables, según ha alertado Plan International.
La ONG ha subrayado que la situación en la nación africana se ha agravado, ya que actualmente "se estima que seis millones de personas se encuentran en situación de crisis, emergencia o catástrofe, frente a los 5,5 millones de personas en mayo y los 4,9 millones de personas en febrero".
La principal razón es la escasez de alimentos, que se debe a los desplazamientos masivos provocados por la guerra, que suma ya cuatro años. Los medios de subsistencia, el comercio y el acceso a la asistencia humanitaria, "las principales fuentes de alimentos en zonas de conflicto armado", se han visto interrumpidos.
Los movimientos de población "están alterando la primera temporada de cultivo en el estado de Gran Equatoria y es muy posible que también impidan la principal época de cultivo en Bahr el Ghazal Occidental, Nilo Alto, Unidad y Jonglei, lo que afectará a la disponibilidad de alimentos", ha señalado.
Como consecuencia de ello, "la malnutrición aguda sigue siendo una importante emergencia de salud pública en varias partes de Sudán del Sur". "La prevalencia de malnutrición aguda global está por encima del umbral de emergencia que mide la Organización Mundial de la Salud (OMS), en un 15 por ciento en el condado de Duk, en Jonglei", ha indicado la ONG.
LOS NIÑOS, ENTRE LOS MÁS AFECTADOS
Plan International ha apuntado en concreto que "cerca de un millón de niños, los más vulnerables, continúan sufriendo las consecuencias más graves de la crisis: la triple tragedia del conflicto, el colapso económico y el hambre".
La organización humanitaria ha llamado la atención sobre la situación de las niñas. "Las tasas de matrimonio infantil han ido en aumento porque las familias consideran que entregar a las niñas en matrimonio es una forma de salir adelante: una boca menos que alimentar y una dote que puede incrementar sus posibilidades de supervivencia", ha explicado.
"El conflicto y el hambre han llevado a la población de Sudán del Sur, y en especial a los niños, una situación catastrófica y desesperada que no puede caer en el olvido. El país necesita más que nunca el apoyo de la comunidad internacional para salvar millones de vidas", ha dicho Concha López, directora de Plan International en España.
DISTRIBUCIÓN DE COMIDA
Plan International, que se centra en "garantizar el bienestar y la protección de niños y adolescentes", distribuye "alimentos de emergencia y apoyo nutricional" en las zonas más afectados de los estados de Equatoria Oriental y Lagos "para aumentar la resiliencia de 28.150 personas desplazadas y locales".
Trabaja con el Programa Mundial de Alimentos (PMA) para hacer distribuciones generales de comida en Lagos y Jonglei y con el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha lanzado un programa de respuesta nutricional para niños y madres en Lagos.
Además, Plan International, "junto con la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), ha apoyado a los agricultores de Equatoria Oriental y Lagos con productos agrícolas para la temporada de siembra".