Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 16 militares turcos muertos en la ofensiva contra Estado Islámico en Al Bab

Al menos 16 militares turcos han muerto como consecuencia de los ataques lanzados en los últimos días por el grupo terrorista Estado Islámico en la localidad de Al Bab, en el norte de Siria, según el último balance proporcionado por el ministro de Defensa turco, Fikri Isik, y publicado por el diario local 'Hurriyet'.
Tres militares que resultaron heridos ese día por las acciones del grupo terrorista están en estado crítico, según ha contado el ministro de Defensa.
Con estas bajas son ya 35 los militares turcos muertos desde que el pasado 24 de agosto comenzó la operación 'Escudo del Éufrates' en el norte de Siria. Isik ha asegurado que han sido "neutralizados" 1.005 milicianos durante estos meses.
En los últimos días, el Ejército Libre Sirio, apoyado por Ankara, y las fuerzas turcas están afrontando la resistencia de los milicianos de Estado Islámico que mantienen el control de la localidad de Al Bab. El miércoles, murieron a primera hora cuatro militares turcos por ataques de Estado Islámico en Al Bab y, horas después, perdieron la vida otros doce militares por acciones del grupo terrorista.
Los combates con Estado Islámico se han intensificado conforme avanza la ofensiva para tomar Al Bab. Esta localidad es ahora el objetivo principal de la operación militar turca iniciada a finales de agosto para expulsar de la zona fronteriza con Turquía a los milicianos kurdos y de Estado Islámico.
El Ejército turco ha dicho que los enfrentamientos se concentran cerca de un depósito de armas que ha sido utilizado por Estado Islámico durante los dos últimos años y que los combates han acabado con la vida de al menos 138 combatientes del grupo que lidera Abú Bakr al Baghdadi.
En una rueda de prensa celebrada este jueves junto con el presidente de Albania, Bujar Nishani, el mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, ha admitido que las Fuerzas Armadas turcas están sufriendo bajas pero ha confiado en ganar la ofensiva por Al Bab. "Al Bab ha quedado completamente asediada por las fuerzas del Ejército Libre Sirio y nuestros soldados", ha indicado, antes de subrayar que espera que "tarde o temprano" Al Bab sea arrebatada a Estado Islámico.