Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kiev denuncia que los prorrusos continúan con los bombardeos en Debaltseve

Kiev denuncia que los prorrusos continúan con los bombardeos en DebaltseveReuters

Los separatistas prorrusos han continuado con los ataques y bombardeos en la localidad de Debaltseve, punto estratégico porque une el norte de Donetsk con la provincia de Lugansk, pese a la entrada en vigor del fuego acordado en las conversaciones de Minsk, según ha confirmado un portavoz militar de Kiev. Las mismas fuentes aseguran que cuatro militares de las Fuerzas Armadas ucranianas han muerto desde el inicio de la tregua.

Las autoridades de Kiev han denunciado la muerte de, al menos, cuatro militares en ataques prorrusos desde que entrara en vigor el cese de hostilidades. Además, otros 21 militares habrían resultado heridos. Ambas partes se han acusado de violar el acuerdo.
"Los grupos armados ilegales no están respetando el alto el fuego", ha denunciado el portavoz militar Anatoli Stelmaj, quien ha añadido que los rebeldes apoyados por Rusia han usado misiles Grad y carros de combate para atacar a las fuerzas del Gobierno, que mantienen el control sobre la ciudad.
"El número de ataques en Debaltseve incluso ha aumentado en comparación con los días anteriores y están utilizando todo tipo de armas", ha explicado. "Los terroristas tienen la orden de tomar Debaltseve a toda costa", ha asegurado.
Estas denuncias de Ucrania subrayan la fragilidad de un alto el fuego negociado junto a Rusia, Alemania y Francia la semana pasada y que entró en vigor en la medianoche del domingo. De hecho, el Ejército de Kiev ha asegurado que sus fuerzas han sido atacadas hasta en 112 ocasiones en las últimas 24 horas mientras que, según Stelmaj, las fuerzas del Gobierno solo han disparado cuando han sido atacadas.