Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un militar veterano asesina a un párroco por creer que estaba poseído

Un hombre mata a un párroco al creer que estaba poseídoFacebook

Roland Zinneh, un veterano militar de 38 años, asesinó a su párroco, Connery Dagadu, al creer que este estaba endemoniado. El militar fue a visitar a Dagadu, que vivía en una casa de Pennsylvania (Estados Unidos) donde alquilaba una habitación, para rezar juntos para frenar las voces que oía en su cabeza. Cuando la policía detuvo a Zinneh este gritaba que él mataba demonios. Los agentes creen que antes del asesinato se pudo producir una pelea entre ambos.

Roland Zinneh, un veterano militar de Estados Unidos de 38 años de edad, fue arrestado por la policía tras haber asesinado a su párroco, Connery Dagadu, de 57 años, pues creía que este estaba poseído por demonios. El incidente se produjo el martes, cuando Zinneh, preocupado por las voces que escuchaba en su cabeza, acudió a la casa en la que Dagadu alquilaba una habitación, según recoge la NBC.
La mañana del miércoles, el dueño de la casa escucho un ruido en el sótano, y al bajar se encontró el cuerpo del sacerdote inerte en el suelo. Cuando la policía llegó a la casa se encontraron al veterano dando vueltas y saltando en el recibidor de la casa y con una actitud desafiante. Cuando los agentes fueron a arrestarle, este comenzó a gritar: ¡Demonios! ¡Yo mato demonios!.
La investigación policial apunta a que el parroco murió por asfixia y que antes de que el crimen fuera cometido ambos mantuvieron una confrontación física. Zinneh fue trasladado a un hospital de la Cruz Roja, donde le dijo a un guarda de seguridad que "ayer mate a muchas brujas. Sí, yo hago eso. Las maté", tal y como recoge la cadena ABC. Ahora Zinneh tendrá que hacer frente a una acusación de asesinato en primer grado.