Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuelga en Snapchat los primeros disparos de la tragedia de Orlando donde murió

Parecía una noche más en el Pulse que Amanda grababa con su móvil, de fiesta con sus amigos. Cuando de repente, las ráfagas de disparos inundaron la sala. Y la pantalla se fue. La joven es una de las 49 víctimas. Una lista en la que también aparece Eddie, de 30 años, que logró refugiarse en el baño y chatear con su madre. Hoy ella se aferra a su móvil y aquella última y desgarradora conversación.