Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sam Griner, el famoso niño de los memes, busca fondos para salvar a su padre

Sam Griner, el famoso niño de los memes, busca fondos para salvar a su padrecuatro.com

Sam Griner, más conocido como Success Kid, se hizo famoso en las redes sociales por su fotografía con el puño cerrado y cara de satisfacción. Ahora, con ocho años, este pequeño busca ayuda económica para pagar el trasplante de riñón que necesita su padre. Su madre, la autora de la famosa fotografía, ha puesto en marcha una campaña de crowdfunding y ya ha recaudado más de 75.000 euros.

Según informa el diario Daily Mail, el padre de Sam, Justin, lleva seis años sometido a un tratamiento de diálisis y necesita un trasplante de riñón. Aprovechando la popularidad que alcanzó su fotografía en las redes sociales cuando sólo tenía 11 meses, el pequeño, que ahora tienen ocho años, ha puesto en marcha junto a su madre una campaña para recaudar el dinero que necesita para el tratamiento de su padre.
"Justin es un padre de 39 años en necesidad de un trasplante de riñón. Por favor, ayúdenos a alcanzar nuestra meta para que Justin puede obtener los pre-tratamientos y el trasplante que necesita desesperadamente. Su madre murió de esta enfermedad, por favor ayúdenos a escribir una historia diferente para Justin y su hijo, Sam", dice la descripción de la campaña en la web de gofundme.
La campaña de crowdfundinf está teniendo un gran éxito y ya ha superado los 75.000 euros de recaudación.
La historia del meme de Sam se remonta al verano de 2007, cuando su madre, Laney Griner, le fotografió en la playa y colgó su imagen en Flickr. En 2011 un meme realizado con esta imagen se convirtió en viral y la cara de Sam mundialmente famosa.
Ahora Sam tiene 8 años y espera que su popularidad le ayude a salvar la vida de su padre.