Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Historia del terrorismo en EEUU

Los primeros actos terroristas en suelo estadounidense se remontan a finales de los años 70. En 1978 Ted Kaczynski, conocido como Unabomber, mató a tres personas e hirió a 23 tras una serie de atentados con cartas bomba.

Hoy cumple cadena perpetua. El 26 de febrero de 1993 una bomba explota en el aparcamiento de torre Norte del World Trade Center. Los terroristas que habían recibido financiación de Al Qaeda. Pretendían derribar los cimientos del edificio y que este cayese sobre la Torre Sur. Murieron seis personas y más de mil sufrieron lesiones. Seis sospechosos fueron condenados. El 19 de abril de 1995, 168 personas mueren y 700 resultan heridas al estallar una bomba en un edificio federal de Oklahoma. El autor, el estadounidense Timothy McVeig, fue condenado a muerte y ejecutado. El 11 de septiembre del año 2001 se produce una imagen que ya forma parte de la historia. Miembros de Al Qaeda secuestran cuatro aviones, dos los estrellan contra las torres gemelas. Un tercero contra el pentágono y el cuarto se estrella en Pensilvania. Mueren casi 3.000 personas. En el año 2009 se produce el primer atentado en una base militar. El mayor Nidal Hassan, mata a tiros a 13 personas en Fort Hood en Texas. Fue sentenciado a muerte. Los hermanos Tsarnaev, estadounidenses de origen checheno, hacen estallar el 15 de abril de 1995 dos bombas caseras en la línea de meta de la maratón de Boston. Hay tres muertos y más de 250 heridos. Uno de los autores murió a manos de la policía y el otro fue condenado a la pena capital. Segundo atentado en una instalación militar: en julio del año pasado, Mohamed Abdulazeed acaba a disparos con la vida de cinco militares en una base de la marina en Tennessee. El último atentado en suelo estadounidense fue llevado a cabo por el matrimonio Said Farrok Malik y Tasfeen Malik. Asesinaron a tiros a 14 personas durante una fiesta en la localidad californiana de San Bernardino. La pareja fue abatida por la policía durante un enfrentamiento poco después del ataque. Según el FBI, se habían autorradicalizado.