Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El rey marroquí indulta a los condenados por delitos menores durante la revuelta de Alhucemas

El monarca culpa al Gobierno del distanciamiento entre ciudadanos e instituciones que provocaron las protestas
El rey de Marruecos, Mohamed VI, ha indultado o conmutado la pena a 58 de los detenidos durante las protestas sociales de la ciudad de Alhucemas y la región del Rif con motivo del Día del Trono, en el que se celebran 18 años de su ascenso al trono.
La Asociación Marroquí de los Derechos Humanos ha informado de que solo 58 de los más de 270 activistas que están en prisión podrán beneficiarse de esta medida de gracia, por lo que califica la medida de "insuficiente".
"Pedimos la liberación de todos los presos políticos y que se acabe con el enfoque securitario como respuesta a los movimientos sociales", señala la Asociación a través de su cuenta en Twitter.
El propio monarca ha aprovechado su discurso con motivo del Día del Trono para reprochar al Gobierno su gestión de las protestas sociales. "Ante estos hecho, el ciudadano tiene derecho a preguntarse ¿de qué sirven las instituciones, la celebración de elecciones, la desgnación del Gobierno y los ministros (...) si es evidente que hay una gran distancia entre estas instituciones y el pueblo y sus preocupaciones?", ha planteado Mohamed VI.
"La renuncia de los partidos y sus representantes a cumplir su función a veces de forma intencionada y deliberada y otras por falta de credibilidad y de patriotismo, ha hecho que la situación sea aún más precaria", ha reprochado.
Así, ante este "vacío lamentable y peligroso", "las fuerzas públicas enfrentadas a la población asumieron su responsabilidad con valor, paciencia y moderación y mostrando un gran respeto por la ley. Así han preservado la seguridad y la estabilidad", ha subrayado. "Estoy hablando de Alhucemas, aunque esta misma descripción es válida para cualquier otra región", ha apostillado.
CONMUTA LA PENA A 1.178 CONDENADOS
El Ministerio de Justicia marroquí ha confirmado este domingo a través de un comunicado de que 1.178 personas verán conmutada su pena con motivo del Día del Trono, entre los que están los encarcelados por delitos menores durante las protestas del Rif.
"En esta gloriosa ocasión, Su Majestad el Rey, que Alá Le guarde, ha querido conceder Su Gracia a un grupo de detenidos que no han cometido delitos o actos muy graves durante los acontecimientos de la región de Alhucemas en consideración a su situación familiar y humana y la aplicación de su Alta benevolencia y de la bondad de Su Majestad, que Alá le guarde, rodeado de sus leales súbditos y en particular de los hijos de esta región", ha indicado el Ministerio de Justicia en un comunicado.
Concretamente, a 881 reclusos se les ha reducido la pena; a un condenado a la pena capital se le ha conmutado la pena y 25 tendrán una pena concreta en sustitución de la condena a cadena perpetua. Además, de 267 personas que están en libertad condicional, 68 quedarán en libertad total y el resto verán reducidas sus penas.
En la misma decisión se incluye a un número no especificados "jóvenes pertenecientes al Partido Justicia y Desarrollo", de tendencia islamista, condenados por apología del terrorismo.
El movimiento social Hirak o Movimiento Popular comenzó tras la muerte del pescadero Mouhcine Fikri en octubre de 2016, aplastado dentro de un camión de basura cuando intentaba recuperar el pescado que le había confiscado la Policía. Fikri se ha convertido en un símbolo de la corrupción y abuso del poder en Marruecos.