Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 28 mantendrán el martes una "difícil" discusión sobre las negociaciones de adhesión con Turquía

Austria y Países Bajos, a favor de suspender las negociaciones con Ankara
Los Veintiocho mantendrán este martes una "difícil" discusión sobre qué hacer con las negociaciones de adhesión con Turquía en respuesta a la ola de represión civil que ha llevado a cabo el Gobierno del presidente, Recep Tayyip Erdogan, tras el fallido golpe de Estado de julio.
"No tendremos un discusión fácil mañana (por este martes) sobre Turquía", ha admitido el ministro de Exteriores eslovaco, Miroslav Lajcák, cuyo país ejerce la Presidencia semestral de la UE hasta final de año.
Los Veintiocho repasarán este martes las relaciones con los países candidato a la adhesión en el marco del Consejo de Asuntos Generales previo a la cumbre europea de este jueves, al que asisten o bien los ministros de Exteriores o los responsables de Asuntos Europeos.
El punto de las discusiones más difícil será el proceso de negociaciones de adhesión con Turquía, aunque una gran mayoría de países, entre ellos, España, Francia y Reino Unido, rechaza suspenderlas por temor a que tenga un impacto negativo cuando el proceso está ya más o menos 'congelado' dado que no hay perspectivas de abrir nuevos capítulos de negociación a corto plazo, según varias fuentes diplomáticas.
Austria lleva pidiendo desde hace varias semanas suspender las negociaciones de adhesión con Turquía por la situación sobre el terreno y es el país con la posición más dura con Turquía.
Sin embargo, el ministro de Exteriores holandés, Bert Koenders, avanzó la semana pasada que está dispuesto a defender una suspensión temporal de las negociaciones con Turquía si hay "consenso" a nivel europeo.
Países Bajos reclamará también "suspender" las negociaciones hasta que "Turquía aborde las preocupaciones serias" sobre las medidas de castigo "generalizadas y colectivas" que ha promovido, según han explicado fuentes diplomáticas, que matizan con todo que la postura de Países Bajos no es "tan fuerte" como la de Austria.
"No creo que tengamos que parar las negociaciones. Creo que tenemos que seguir nuestro diálogo con Turquía. Es un socio importante. Espero que los ministros puedan expresar eso mañana", ha explicado el jefe de la diplomacia eslovaca, preguntado si el bloque debe suspender las negociaciones de adhesión como piden algunos.
El ministro de Exteriores luxemburgués, Jean Asselborn, se ha mostrado también en contra de suspender las negociaciones de adhesión con Turquía porque es el único medio para poder mantener el diálogo y no beneficiaría a la población turca, a pesar de que su Gobierno se muestra muy crítico por la situación del Estado de Derecho y los derechos humanos.
El pleno del Parlamento Europeo reclamó a finales de noviembre "la suspensión temporal" de las negociaciones de adhesión tras condenar "enérgicamente" las desproporcionadas medidas represivas" en Turquía en una resolución no vinculante.
La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, defendió entonces la necesidad de continuar el diálogo con Ankara y avisó de que "si el proceso de negociación se termina" en su opinión "ambos" perderían.
El comisario de Ampliación, Johannes Hahn, admitió por su parte que "los Estados miembro no están preparados para tomar medidas drásticas" de suspender las negociaciones con Turquía aunque dejó que la reintroducción de la pena de muerte sería "una línea muy roja" tras recordar que su abolición en 2004 en Turquía fue "una condición previa" para abrir negociaciones de adhesión un año después.