Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Peor ladrón imposible: roba un móvil y sale corriendo hacia una comisaría…

El suceso tuvo lugar en Guandong, China, y podríamos hasta tildarlo de cómico gracias a su final… Aprovechando un descuido cuando hablaba por teléfono, un ladrón robó el móvil a una mujer en una concurrida calle de la localidad. Inmediatamente después de cometer el delito, echó a correr con todas sus fuerzas para huir del lugar. Sin embargo, el rumbo que escogió no pareció ser el mejor para su propósito: una comisaría de policía. Cuando se dio cuenta de su torpeza, tras unos segundos procesando cuál iba a ser su inminente futuro, los agentes, efectivamente, le dieron el alto y lo detuvieron allí mismo. La mujer, que en un primer momento intentó perseguirle sin éxito, recuperó su móvil enseguida.