Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Karzai admite que ni su Gobierno ni la OTAN han conseguido ofrecer seguridad a los afganos

Imagen de archivo de Karzai. REUTERScuatro.com

"Habría que haber actuado antes contra los refugios de los talibán en Pakistán"

"Lo hemos hecho terriblemente mal al tratar de proporcionar seguridad al pueblo afgano, y ésta es la mayor deficiencia de nuestro Gobierno y nuestros socios internacionales", ha declarado en una entrevista con la BBC emitida este viernes. A su juicio, es necesario "crear un ambiente seguro y más predecible para los ciudadanos".

Karzai ha dicho que la situación actual de inseguridad en Afganistán se debe en parte a la estrategia militar que se siguió durante los primeros años de la guerra y a que no se actuó pronto contra los refugios de los insurgentes en territorio paquistaní.

"La OTAN, Estados Unidos y nuestros vecinos de Pakistán deberían haberse concentrado hace mucho tiempo, en 2002 y 2003, en los refugios", ha señalado.

El presidente considera "un punto débil importante" el hecho de que los talibán sean capaces de llevar a cabo ataques como el que el mes pasado acabó con la vida del expresidente afgano y líder del Alto Consejo para la Paz, Burhanuddin Rabbani, pero ha indicado que "estos problemas vienen de fuera".

En los últimos meses se han llevado a cabo en Afganistán ataques en grandes ciudades y contra objetivos militares, y los insurgentes han asesinado a personalidades importantes. "En cuanto a la política de Pakistán hacia Afganistán y hacia los talibán, está claro que los talibán no pueden mover ni un dedo sin el apoyo paquistaní", ha afirmado.

En este contexto, ha dicho que el presidente y el primer ministro de Pakistán desean tener una buena relación con Afganistán pero que los refugios de los talibán en ese país no desaparecerán mientras Islamabad no colabore con Kabul. Las autoridades paquistaníes niegan que estén apoyando a insurgentes.

Karzai ha reconocido que la política de dialogar con los talibán recibió un duro revés con el asesinato de Rabbani, pero ha añadido: "Fijad una fecha y un lugar y hablaremos con vosotros".

DEJARÁ EL CARGO EN 2014

Por otro lado, el presidente ha confirmado que dejará el cargo en 2014, el año en el que la Policía y el Ejército afganos recibirán de las fuerzas internacionales la responsabilidad de mantener la seguridad en el país, y que ya ha empezado a buscar un sucesor.

"Creo que tengo la responsabilidad de pensar en un presidente en el que los afganos puedan confiar y creer y que pueda servir al país", ha explicado.

CORRUPCIÓN

Respecto al problema de la corrupción, opina que se mitigará cuando las fuerzas de combate internacionales se retiren de Afganistán, ya que culpa de esos delitos principalmente a empresas y gobiernos extranjeros. "La realidad es que una gran parte de la corrupción procede de la comunidad internacional", ha afirmado.

Pese a los avances que se han hecho durante estos años en el ámbito de la educación y la sanidad, las organizaciones de Derechos Humanos y de ayuda humanitaria dicen que aún hay mucho trabajo que hacer en el país centroasiático.

Durante la última década se han gastado unos 57.000 millones de dólares, según las ONG que forman parte del Organismo de Coordinación de Agencias para la Ayuda Afgana, pero ese dinero no siempre ha producido mejoras reales para los afganos.

Además, en los últimos cinco años de la guerra han muerto más de 10.000 civiles, según la ONU, así como más de 2.500 soldados extranjeros, la mayoría estadounidenses. Este conflicto se ha convertido en el más largo en el que ha participado Estados Unidos, al superar a la Guerra de Vietnam.