Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de la mitad de los jóvenes refugiados sirios ven poco probable volver a su país

El 71 por ciento cree que lo esencial es que acabe la guerra, frente a un 27 por ciento que espera la caída de Al Assad
El 54 por ciento de los jóvenes refugiados sirios ve poco probable la perspectiva de regresar a su país por los efectos de la guerra que sufre desde 2011 y por la presencia de los milicianos del grupo terrorista Estado Islámico, entre otros motivos, según un estudio realizado por las consultoras ASDA'A Burson Marsteller y PSB.
El estudio 'Una voz para los jóvenes refugiados sirios' pone de manifiesto que Canadá, Estados Unidos, Emiratos Árabes Unidos y Alemania son los destinos preferidos por los jóvenes refugiados cuando consiguen huir del conflicto.
El informe forma parte de la novena edición del estudio Juventud Árabe y se centra en analizar las esperanzas, preocupaciones y aspiraciones de los jóvenes refugiados sirios que viven actualmente en Jordania y Líbano.
Cuando son consultados sobre la posibilidad de regresar a vivir a su país, el 54 por ciento de los encuestados dice que es poco probable, el 42 por ciento considera que podría ser una opción y el 4 por ciento sostiene que no está seguro.
En cuanto a los motivos principales para poder volver a Siria, el 47 por ciento afirma que es indispensable que termine la guerra, mientras que el 25 por ciento cree que lo principal es que desaparezca Estado Islámico para poder regresar a sus hogares. Otros aspectos que animarían a los jóvenes refugiados a volver a su país son la mejora de la economía (un 8 por ciento) o la caída del régimen que lidera Bashar al Assad (un 7 por ciento).
"Pocas veces hemos sido testigos de un éxodo tan masivo como el que hemos visto en Siria durante los últimos años", ha afirmado en un comunicado el consejero delegado mundial de Burson-Marsteller, Don Baer.
"La gestión de esta crisis de refugiados es un desafío humanitario mundial y requiere no sólo de un entendimiento integral de la situación sino también conocer de primera mano las opiniones de los que han perdido sus hogares y sus medios de subsistencia. Por esta razón la encuesta anual de la Juventud Árabe ha examinado a los jóvenes sirios que viven actualmente en campos de refugiados en Jordania y el Líbano", ha explicado.
El estudio expone que la mayoría de los jóvenes refugiados sirios no consideran que la caída del régimen de Al Assad sea un requisito previo para alcanzar un acuerdo de paz. El 71 por ciento de los consultados piensa que el final de la guerra es más importante que la salida de Al Assad, frente al 27 por ciento que mantiene que es esencial que el actual mandatario deje el poder para poder alcanzar la paz.
En cuanto a los países de destino que prefieren, el 27 por ciento de los jóvenes refugiados aboga por irse a Canadá, el 23 por ciento se decanta por Estados Unidos, el 22 por ciento por Emiratos Árabes Unidos y Alemania, el 14 por ciento prefiere Francia y, por último, el 13 por ciento querría irse a Reino Unido.
El estudio refleja que la mayoría de los consultados, un 56 por ciento, piensa que los países de la Unión Europea deberían ser más flexibles en la admisión de refugiados en su territorio. El 42 por ciento cree, además, que sería de gran utilidad que se diera ayuda financiera a Jordania y Líbano para atender a los desplazados.
En cuanto a la intervención de Rusia en la guerra de Siria, el 49 por ciento considera que su impacto es positivo y el 46 por ciento sostiene que es negativo. Además, la mayoría de los encuestados, un 66 por ciento, no cree que la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos cambie el curso de la guerra en Siria y un 23 por ciento teme que empeore por el nuevo mandatario norteamericano.
El informe 'Una voz para los jóvenes refugiados sirios' se basa en 400 entrevistas personales realizadas del 12 de febrero al 12 de marzo a refugiados sirios asentados en Jordania y Líbano con edades comprendidas entre los 18 y los 24 años.