Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres jóvenes se cosen la boca para exigir la liberación de un centenar de estudiantes

Los jóvenes opositores Brayan Betancourt, Yaraby Martínez y Melanie Álvarez se han cosido la boca en señal de protesta contra el Gobierno de Nicolás Maduro y como una manera de exigir la liberación de más de cien estudiantes que aún se encuentran en prisión por participar en las movilizaciones antigubernamentales que se vienen sucediendo en el país desde el pasado mes de febrero.

De la misma forma, los tres estudiantes --de un total de quince que se encuentran realizando un ayuno voluntario-- reclaman la revocatoria de las medidas cautelares a más de 2.000 personas por protestar, de acuerdo con la información del diario venezolano 'El Universal'.
"Los compañeros llegan a la acción extrema de coserse la boca por el silencio de la justicia y para alertar al Gobierno que nuestro ayuno es permanente, prolongado y serio. Los estudiantes seguimos en protesta pensando en la situación tan grave que vive el país", ha señalado uno de los portavoces del colectivo estudiantil, Daniel Gutiérrez.
En este sentido, los estudiantes reclaman a la sociedad civil y a los organismos internacionales que no hagan oídos sordos ante la "eminente realidad de violación de los Derechos Humanos" a la que deben hacer frente los disidentes en Venezuela.
El objetivo de esta llamativa acción es el de "despertar la conciencia nacional y lograr la clara gestión de la Iglesia", de forma que los compañeros detenidos "reciban visita humanitaria en los diversos centros penitenciarios donde se encuentran".