Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los investigadores determinan que el avión militar siniestrado en Birmania se estrelló a causa del mal tiempo

Los investigadores han determinado que el avión militar que se estrelló en junio con 122 personas a bordo "perdió el control a causa de unas condiciones climatológicas adversas", según ha informado este miércoles el diario oficial 'New Global Light of Myanmar'.
La aeronave siniestrada es un avión de transporte militar Y8-200F de la Fuerza Aérea birmana que salió de la ciudad de Myeik, en la región de Tanintharyi, en el extremo del sur del país, frente al mar de Andamán. El avión perdió contacto tan solo 29 minutos después del despegue.
Hasta la fecha no se ha localizado a ningún superviviente, mientras que las autoridades han recuperado decenas de cuerpos en la zona del siniestro, si bien varias personas continúan desaparecidas.
La investigación ha determinado que cerca de una hora y media después del despegue se detectó congelación en el tanque de aire de uno de los motores, en un momento en el que el aparato atravesaba vientos cruzados que provocaron un desvío de la ruta de vuelo.
"Las condiciones climatológicas irregulares y el incremento repentino de los vientos cruzados aumentaron la velocidad del avión, lo que provocó que el piloto perdiera el control del aparato", ha agregado el diario.
Así, ha resaltado que esta situación derivó en que el avión se detuvo, cayendo en picado sin que el piloto lograra recuperar el control" del aparato. Los investigadores han descartado así un sabotaje, una explosión a un fallo de motor como causa del suceso.