Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Inunda el baño de su casa y salva a su familia del incendio en la Torre de Londres

Inunda el baño de su casa y salva a su familia del incendio en la Torre de LondresFacebook

Natasha Elcock se quedó atrapada con su pareja y su hija de seis años en el piso 11 de la Torre Grenfell cuando se desató el incendio de Londres. Sin dudarlo un sólo segundo, corrió hacia el baño e lo inundó para evitar que les devorasen las llamas.

La familia seguía las instrucciones de quedarse en el edificio cuando acababa de estallar el incendio. Sin embargo, pasados los 90 minutos, los bomberos les dijeron que huyeran en cuanto pudieran del edificio, informa Mirror.
Según explicó Natasha, la puerta de la entrada estaba demasiado caliente y no podía abrirla. Fue entonces cuando abrió los grifos del baño y lo inundó. De esta forma, mantuvo la humedad y pudo salvar su vida y la de su familia.

Natasha mantuvo a su hija en el suelo húmedo y se aseguró de que su familia se quedara en la habitación. Los bomberos finalmente llegaron a la familia a las 3 de la madrugada y los llevaron a una zona segura.
Mohammed, a su hermano antes de morir: "¿Por qué me has dejado?"
Mohammed, un refugiado sirio de 23 años que estudiaba ingeniería civil, es la primera víctima identificada en el devastador incendio. Murió en el piso 14. Omar, su hermano mayor, estaba en el mismo apartamento. Él sí logró sobrevivir.
Al perderse de vista mientras huían por las escaleras Mohammed decidió regresar al apartamento y se quedó atrapado. Al no verle fuera, Omar le llamó por teléfono. "Me preguntó "¿por qué me has dejado? Yo no le dejé, pensaba que lo habían llevado fuera conmigo".
El número de muertos después de la tragedia ha aumentado a 17 y los jefes de bomberos han advertido que el número de personas muertas podría aumentar a 100. Además, hay 17 personas muy críticas en el hospital y docenas de heridos y desaparecidos, incluyendo nueve bomberos.
Durante el incendio hubo otros actos heroicos como fue el de un padre que sorteó las llamas para salvar a su hija de 12 años o el de una madre que decidió lanzar a su bebé por la ventana a la gente que esperaba fuera del edificio para salvarlo de las llamas.