Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez inmoviliza los bienes de Cristina Fernández y la cita para declarar

El juez Julián Ercolini ha emitido orden de inmobilización de bienes --inhibición general de bienes-- contra la expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner en el marco de la investigación de los presuntos beneficios obtenidos a cambio de la concesión de obras públicas al empresario Lázaro Báez.
El Centro de Información Judicial argentino (CIJ) ha informado además de que Fernández ha sido citada a declarar el próximo 20 de octubre. También han sido citados el exministro de Planificación, Julio De Vido; el empresario Lázaro Báez, el exsecretario de Obra Pública, también en prisión, José López, y Abel Fatala, entre otros, según recoge la prensa argentina.
"Existen elementos de convicción suficientes como para avanzar con la sujeción al proceso y convocar a prestar declaración indagatoria", explica el juez en el documento, enmarcado en la causa que investiga la concesión de la construcción de carreteras en beneficio de Austral Construcciones, propiedad del empresario Lázaro Báez.
Ercolini señala que la citación de Fernández se basa en los argumentos que le otorgaron, justamente para pedir ese llamado, los fiscales Gerardo Pollicita y Juan Ignacio Mahiques, en el marco de la causa por asociación ilícita que impulsó la diputada Elisa Carrió.
Pollicita argumenta que entre Cristina y Lázaro hubo negociaciones irregulares en las que ella, desde el cargo máximo del poder político, le otorgaba al empresario los mejores y más caros proyectos, convalidaba los sobreprecios y el incumplimiento de los contratos, y, a cambio, el empresario de la obra pública le pagaba por la concesión de sus hoteles precios por encima del mercado.
Según los fiscales, era un "plan sistemático ideado y ejecutado desde la Presidencia de la Nación orientado a saquear las arcas del Estado a través de la asignación direccionada de obra pública vial".