Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una ola de incendios devora el centro y sur de Chile

Con mangueras desde el tejados de sus casas con cubos de agua o con las ramas de un árbol, cualquier cosa vale para luchar contra la ola de incendios que este mes de enero está devorando el centro y sur de Chile. Hay hasta seis regiones afectadas en esta del Biobío los vecinos se protegen con mascarillas del humo y de las llamas que amenzan peligrosamente a sus viviendas.
En Santa Olga con la luz del día el paisaje que ha quedado es desolador aquí el fuego ha arrasado un millar de casas dejando la mayor parte del pueblo reducido a cenizas. El fuego nos ha arrebatado más de 300 hectáreas. Es el mayor desastre forestal en la historia de Chile, según el gobierno que ha declarado al país en situación de emergencia. En su visita a la región del Maule Michelle Bachelet ha sido increpada por los vecinos por la falta de ayuda en las labores de extinción. "Lo único que yo puedo decir es que las personas que han estado trabajando lo han hecho con un tremendo heroismo". Hasta ahora estas tormentas de fuego han dejado 10 muertos entre ellos dos civiles, dos policías, tres brigadas y tres bomberos cuyos compañeros honran su muerte así, mientras se toman un descanso para seguir combatiendo a los incendios.