Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tragedia en Portugal: más de 60 muertos en el peor incendio forestal de la última década

Más de 60 personas han muerto y 59 han resultado heridas en un incendio forestal en el distrito de Leiria, en el centro del país, según el último balance oficial. Según informan medios portugueses, 30 de los fallecidos en el incendio murieron dentro de sus vehículos. 

El incendio, que aún no ha sido controlado, ya figura como uno de los más mortíferos de las últimas décadas, según ha informado el diario local 'Público'. El Gobierno ha decretado tres días de luto nacional.
El fuego se ha extendido a lo largo de la región montañosa de Pedrogao Grande, a unos 200 kilómetros de la capital portuguesa de Lisboa, debido a los fuertes vientos registrados en la zona. La mayoría de las víctimas se han visto rodeadas por las llamas cuando se encontraban en sus vehículos. 
Entre los fallecidos se encuentran 30 personas cuyos cuerpos han sido encontrados completamente carbonizados dentro de vehículos en la carretera entre Figueiró dos Vinhos y Castanheira de Pêra.
El origen de las llamas ha tenido lugar a consecuencia de una tormenta eléctrica y se descarta su origen humano, ha añadido por su parte el director de la Policía Judicial portugesa, José Maria de Almeida Rodrigues.
Jaime Marta Soares, presidente de la Liga de los bomberos portugueses, ha subrayado que  la situación "es compleja y muy grave" porque hay varios frentes de incendios en la región", explica a medios portugues. "Los vientos cruzados" seguirán dando problemas según ha explicado Soares. "Los vientos con  una velocidad endiablada, varios encendidos al mismo tiempo, no había tiempo para todas las evacuaciones, hay personas que quedaron atrapados", explica el presidente de la Liga de los bomberos portugueses. "En más de 50 años de lucha contra el fuego nunca he visto una situación de esta brutalidad", lamenta.
Entre los fallecidos se encuentran seis bomberos, y otras dos personas han desaparecido
El secretario de Estado de Interior, Jorge Gomes, ha anunciado que el presidente del país, Marcelo Rebelo de Sousa, se encuentra de camino "al lugar de la tragedia".
Más 1600 efectivos apoyados por 500 vehículos y 18 aviones continúan a estas horas luchando contra cuatro focos. Desde España, han partido cuatro aviones, dos de ellos anfibios, del Grupo del Ejército del Aire. Francia ha enviado otros tres aviones y la Unión Europea ha activado el mecanismo comunitario de protección civil para proporcionar ayuda a Portugal.
Mariano Rajoy, sobrecogido,  ha querido expresar su solidaridad y apoyo al pueblo portugués vía Twitter.
António Costa, primer ministro portugués ha agradecido en las redes sociales el papel cuerpos de seguridad y los bomberos portugueses en esta tragedia. "Un voto de pesar por las víctimas de los incendios de esta noche y una palabra de aliento y fuerza a todos cuantos ayudan a combatir este flagelo", publica Costa.
La Casa Real ha expresado el "sobrecogimiento" de los Reyes por el incendio. "Sobrecogidos por la tragedia en Pedrógão Grande, toda la solidaridad y afecto de España con Portugal", ha expresado la Casa de su Majestad el Rey a través del perfil de la institución en Twitter.