Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Roma, en shock: tres hermanas mueren en un incendio que pudo ser intencionado

Angelica y sus dos hermanas murieron anoche. Tenían cuatro, ocho y veinte años, y eran inmigrantes de origen balcánico. Alguien prendió fuego a la caravana en la que vivían, en el parking de un centro comercial de Roma. Los bomberos estuvieron durante horas intentando sofocar las llamas ante la impotencia de su familia, de etnia gitana.

En su hogar, calcinado, la policía científica ha encontrado un mechero, una botella y líquido inflamable. Además, una cámara captó precisamente como un hombre lanzaba una botella y huía. Por ello, la principal hipótesis sostiene que todo podría ser un ajuste de cuentas.

No obstante, muchos vecinos han visto en este asesinato un crimen de odio y lo han rechazado. Entre consignas antirracistas por la muerte de las tres hermanas, el suceso recuerda que en Roma no todo es idílico. En la periferia se hace difícil la convivencia entre locales e inmigrantes, y este crimen ha reabierto el eterno debate de la tolerancia en la ‘ciudad eterna’.