Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Primera imagen de los niños que murieron en el incendio de una casa en Brooklyn

Primera imagen de los niños que murieron en el incendio de una casa en BrooklynTwitter

Una foto de Twitter es la primera imagen pública de los siete niños que murieron en un devastador fuego en Nueva York. Los niños, hijos de una pareja de judíos ortodoxos, murieron el sábado cuando las llamas se propagaron por su casa en el barrio neoyorquino de Brooklyn.

The New York Daily News ha publicado los nombres de los niños de la familia Sassoon fallecidos. Son Yaakob, de 5; Sara, de 6; Moshe, de 8; Yeshua,de  10; Rivkah, de 11; David, de 12 y Eliane, de 16.
Su madre Gayle, de 45 años, y su hermana mayor de 15 años, Siporah, sobrevivieron después de saltar del piso superior de la casa y están en situación crítica, informa Mirror.co.uk. Su padre, Gabi, se encontraba en un retiro religioso en Manhattan en el momento del fuego, según la página web del periódico. Se enteró de la tragedia el domingo por la mañana.
Los testigos han descrito la terrible escena  en el momento en el que la madre logró escapar de la casa. “Oí a la madre gritar '¡Mis hijos están allí! ¡Mis hijos están allí! ¡Sáquenles! ¡Sáquenles!'”, explica un vecino al periódico neoyorquino. "La madre estaba fuera. Estaba quemada", añade. Más de 100 bomberos acudieron al incendio en el barrio de Brooklyn y tardaron una hora en controlarlo. Encontraron a los niños en sus camas en la parte trasera de la casa.
Según el comisionado de bomberos, Daniel Nigro, es el mayor número de muertes en un incendio de la ciudad en siete años. El incendio parece haber empezado accidentalmente por un placa caliente usada por muchas familias ortodoxas para calendar comida el Sabbath. Nigro explicó que probablemente se dejó encendida el viernes por la noche debido a las restricciones religiosas que impiden encender fuegos los sábados.
“Es una tragedia terrible”, señaló el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, después de ver el lugar devastado por el fuego. “Todo neoyorquino siente el dolor ahora mismo”.