Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La imagen que demuestra que la Antártida se está rompiendo

Parte de la grieta en la plataforma de hielo Larsen Ccuatro.com

La misión IceBridge de la NASA consiguió fotografiar una enorme grieta en la plataforma de hielo Larsen C de la Antártida. Los científicos piensan que con el tiempo una gran parte de dicha plataforma se desprenderá al mar.

La gigantesca grieta que se puede ver en la imagen que ha difundido la NASA durante la semana pasada mide unos 112 kilómetros de largo, algo más de 90 metros de ancho y 530 metros de profundidad. La instantánea fue tomada por los científicos que trabajan en la Operación IceBridge el pasado 10 de noviembre en el Polo Sur, mostrando la realidad de cómo está cambiando la zona de la Antártida.
“La grieta atraviesa completamente la plataforma de hielo pero no llega a toda ella, pero una vez que lo haga, producirá un iceberg aproximadamente del tamaño del estado de Delaware –un estado de EEUU con una extensión de casi 6.500 metros cuadrados–”, ha comentado la NASA en un comunicado de prensa.
Según ha informado la NASA, la misión de la Operación IceBridge consiste en recoger datos sobre el cambio que se está produciendo en la tierra en el mar polar de hielo. Además también mantienen una continuidad de las mediciones entre el hielo de la NASA, las misiones de la nube y la elevación de la tierra por satélite (ICESat). La misión original ICESat finalizó en 2009, por lo que la actual continúa con esas mediciones. Posteriormente, en 2018 se lanzará la siguiente fase de la misión, el ICESat-2.
La plataforma de hielo Larsen C es la más septentrional de todas las plataformas de hielo que existen actualmente en la Península Antártica, zona que ha sufrido una subida de temperaturas debido al calentamiento global. Además, ya fue noticia en 2002 una plataforma cercana a esta, la Larsen B, cuando se rompió después de un proceso similar de desprendimiento del témpano producido por una grieta. Dicho desprendimiento fue el origen de la catástrofe cinematográfica que se desató en la película ‘El día de mañana’.