Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El hospital en el que estaba ingresado Liu asegura que hizo "todo lo que pudo" para tratar al Nobel de la Paz

El hospital de Shengyang, donde estuvo ingresado Liu Xiaobo desde que fue excarcelado por razones humanitarias el pasado 26 de junio hasta este jueves, cuando ha fallecido, ha asegurado que hizo "todo lo que pudo" durante el tratamiento del disidente chino y Premio Nobel de la Paz.
El director del departamento de oncología del hospital y su médico principal, Liu Yunpeng, ha explicado que "desde el día en que Liu ingresó en el centro, el hospital ha hecho todo esfuerzo posible en su tratamiento", pero ha advertido de que su situación era "muy peligrosa" y que por esa razón era difícil trasladarlo al exterior.
"Podía necesitar cirugía en cualquier momento", ha señalado, en una rueda de prensa celebrada este jueves a última hora y recogida por la agencia de noticias estatal, Xinhua.
El doctor ha explicado que médicos de Estados Unidos y Alemania, además de un equipo nacional, fueron invitados para realizar consultas sobre el estado de Liu. Durante el tratamiento, los médicos realizaron un total de 25 consultas, ofrecieron cinco diagnósticos e informaron a la familia de Liu de cada movimiento, en 23 ocasiones.
Después de ser liberado por razones humanitarias tras pasar casi una década encarcelado por exigir una apertura democrática del gigante asiático, varios países y organizaciones insistieron en que Pekín debería permitir que Liu recibiera tratamiento fuera de China.
Al ser preguntado sobre por qué no se le dejó salir del país, el doctor ha insistido en que su situación era crítica y que era muy complicado trasladarlo a cualquier sitio. "La situación era muy peligrosa, podría necesitar cirugía en cualquier momento", ha explicado.
"Los expertos estadounidenses y alemanes han hablado muy bien del trabajo del hospital, creen que el paciente recibió un tratamiento de calidad y consideran que los hospitales de sus propios países no lo habrían podido haber hecho mejor", ha defendido.
El hospital de Shengyang confirmó en un comunicado que Liu había sufrido un fallo multiorgánico, por lo que falleció este mismo jueves. El jefe de oncología del hospital ha señalado que el tipo de cáncer de hígado que sufría el Nobel de la Paz era muy difícil de diagnosticar en un estadio temprano y que se desarrolla a mucha velocidad en sus últimas fases.
Liu, de 61 años, ha estado preso desde 2009 por "incitar a la subversión del poder estatal" por participar en la redacción de la conocida como 'Carta 08', que reclama reformas democráticas en China.