Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Para los hombres paralíticos tan importante es la función sexual como caminar

Para los hombres paralíticos tan importante es la función sexual como caminarCNN

Una encuesta realizada en EEUU reveló que para los hombres que sufren parálisis de cintura para abajo tan importante es caminar como poder recuperar la función sexual. Como ejemplo el caso de Kent Stephenson, que quedó postrado en una silla de ruedas con 21 años, que ha vuelto a tener relaciones sexuales gracias a un estimulador que le han implantado, “caminar no es muy importante, pero no poder tener relaciones sexuales es un gran problema”.

Según informa CNN, Kent Stephenson se quedó paralítico al sufrir una caída practicando motocross en 2009. Tenía 21 años y le dijeron que no caminaría nunca más. Pero asegura que también fue devastador cuando le dijeron que no podría volver a tener relaciones sexuales.
Después de haber probado infinidad de veces con viagra, que lo único que logró fue “un fuerte dolor de cabeza”, los médicos le implantaron en la columna un estimulador eléctrico, en el marco de un estudio experimental sobre la parálisis en la universidad de Louisville.
“Caminar no es algo muy importante”, afirma, “las sillas de ruedas son muy avanzadas hoy en día, pero no ser capaz de tener relaciones sexuales en un gran problema”.
Andrew Meas, otro de los participantes en el estudio, afirma que poder mantener relaciones es “un revulsivo para tu vida”. Todos los hombres a los que se les implantó el estimulador aseguran que sus vidas sexuales volvieron a la normalidad.
Este estudio revela que para muchos hombres lo que los médicos llaman ‘condiciones secundarias’, como la función sexual o el control de los esfínteres, son tan importantes o más que volver a caminar.
"He hablado con muchos hombres paralizados que dicen que no quieren volver a caminar, lo que quieren es volver a tener relaciones", dice Meas.
Una encuesta realizada a más de 300 personas paralizadas de cintura para abajo, en su mayoría hombres, reveló que la recuperación de la función sexual era su máxima prioridad y el control del intestino y la vejiga la segunda. La capacidad de andar aparecía en el puesto número 5.