Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos turistas españoles entre los 21 muertos del atentado terrorista de Túnez

Antoni Cirera Pérez y Dolores Sánchez Rami, un matrimonio de jubilados catalanes residentes en Barcelona son los dos españoles fallecidos este miércoles en Túnez en el atentado contra el Parlamento y el Museo del Bardo de la capital tunecina según han confirmado fuentes diplomáticas españolas. El primer ministro de Túnez, Habib Essid, ha informado de que en la acción armada han muerto un total de 21 personas, 17 turistas, dos ciudadanos tunecinos y los dos terroristas que han sido abatidos por las fuerzas de seguridad. Hay otras 44 personas heridas. Las autoridades buscan a otros tres terroristas prófugos que habrían dado cobertura a los asaltantes abatidos.

Essid ha aclarado en una comparecencia pública que 17 turistas han fallecido --cinco japoneses, cuatro italianos, dos españoles, dos colombianos, un francés, un polaco, un australiano y otro cuya nacionalidad aún se desconoce-- así como dos tunecinos --un guardia de seguridad y una empleada del Bardo--.
También ha detallado que 44 personas han resultado heridas: 13 italianos, 11 polacos, siete franceses, cuatro japoneses, seis tunecinos, dos sudafricanos y un ruso, algunos de los cuales estarían graves, según Tunisia Live.
A ello hay que sumar los dos terroristas que han sido abatidos por las fuerzas de seguridad tunecinas y que Essid ha identificado como Yassine Labidi y Jabeur Jachnaoui.
El atentado
Dos hombres armados intentaron entrar por la mañana en la sede del Parlamento tunecino, supuestamente vestidos con uniforme militar. Los guardias que custodian las instalaciones se percataron de que las armas no eran las reglamentarias y se inició un tiroteo.
Los terroristas optaron entonces por refugiarse en el cercano Museo del Bardo, donde tomaron a los turistas como rehenes. Tras varias horas de tensión, las fuerzas de seguridad lograron abatir a los asaltantes y dieron por concluida la operación de rescate.
Sin embargo, Essid ha reconocido que las autoridades buscan a varias personas que habrían hecho las veces de apoyo a los autores materiales de los ataques y que se han dado a al fuga. El jefe de Gobierno ha apuntado que serían otros tres los terroristas prófugos.
Condena unánime
El primer ministro ha condenado el "cobarde atentado" y ha prometido que el Gobierno trabajará "sin descanso" contra el terrorismo. Essid ha apelado a la "unidad" para hacer frente a una amenaza "responsabilidad de todos los tunecinos". Se trata de un "trabajo colectivo" al que ha instado a sumarse a "todos los partidos" y a la "sociedad civil".
En este sentido, ha subrayado la importancia de declarar una guerra "a todos los niveles" contra el terrorismo, si bien ha admitido que "llevará tiempo" ganarla. El jefe de Gobierno ha agradecido a las fuerzas de seguridad su respuesta a los incidentes de este miércoles en el Parlamento y el Museo Bardo.
Essid ha reconocido que Túnez vive "un periodo muy sensible" tras "completar su transición política". El terrorismo, ha añadido, "amenaza la estabilidad y la seguridad" del país magrebí, que lucha también por repuntar a nivel económico.
El presidente de la República, Beji Caid Essebsi, también ha expresado su condena por el ataque en una visita al lugar de los hechos. "Túnez debe movilizarse contra esta plaga. Debemos expulsarla definitivamente del mapa", ha subrayado.
El jefe de Estado ha lamentado lo que considera "una gran catástrofe" para el país, aunque ha advertido de que el atentado es un ejemplo de lo "desesperados" que están los terroristas.
MDSPGL20150318_0006