Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hombre guarda el cadáver de su novia en la nevera y su nueva pareja se hace pasar por ella

Un hombre guarda el cadáver de su novia en la nevera y su nueva pareja se hace pasar por ellatelecinco.es

Un hombre de 31 años y su novia de 34 han sido detenidos en Ohio, después de que la Policía hallara el cadáver de una mujer en su congelador. Los agentes creen que el cuerpo encontrado es el de la ex del detenido, identificado como Arturo Novoa. 

El cadáver fue encontrado, después de que Novoa le pidiera al conserje que le guardara el congelador en el sotáno del edificio, donde vivía en Ohio, antes de marcharse de vacaciones. 
El ahora detenido le explicó que lo tenía "lleno de carne" y si había un corte de electricidad podría echarse a perder.
El conserje accedió, pero la mujer de este sospechó que algo raro ocultaba, porque el congelador estaba cerrado con un candado gigante, según ha publicado el periódico digital News.com

Después de varios días forzaron la puerta del congelador y encontraron el cuerpo desmembrado de una mujer, empaquetado en diferentes bolsas de plástico. 
El cuerpo encontrado es el de Shannon Graves, de 29 años, desaparecida en Ohio, el pasado mes de febrero en circunstancias todavía por esclarecer, según las primeras pruebas forenses.
De acuerdo con el expediente policial, la nueva novia de Novoa, Katrina Layton, se mudó a vivir con él a su piso poco después de la desaparición de Graves.
Layton asumió la identidad de la desaparecida usando sus tarjetas de crédito, su teléfono y el coche de la muerta.
La detenida contó a los investigadores que ella compró el congelador en un supermercado el pasado mes de julio.
Novoa y Layton permanecen en prisión con cargos por profanación de cadáveres, mientras que a ella se le suma otro por obstrucción a la Justicia.
Los forenses todavía no han podido deteminar cómo murió Graves, por eso no han sido imputados por homicidio, según .