Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una soldado estadounidense capta el momento de su muerte

Hilda Clayton capta el momento de su muerteEjército de EEUU

Hilda Clayton, una soldado y fotógrafa de combate del Ejército de EEUU, logró pulsar el obturador de su cámara instantes antes de morir. La explosión accidental de un tubo de mortero durante unas maniobras de entrenamiento en Afganistán le costó la vida a ella y a otros cuatro militares. Cuatro años después, su familia ha permitido que la imagen se difunda.

El 2 de julio de 2013, Hilda Clayton, de 22 años de edad, se encontraba en la zona oriental afgana de Qaraghahi como parte de una misión de entrenamiento de la certificación de las fuerzas afganas en las operaciones de mortero, un arma que dispara proyectiles explosivos.
Por ser especialista en información visual de combate, era la encargada de documentar el entrenamiento, así como de formar a un reportero gráfico del Ejército afgano, autor de una segunda imagen que  también registra el momento de la explosión en el que dos de los soldados fallecidos se tapan la cara. En esta instantánea también se puede ver, en la esquina inferior izquierda, parte de la cámara de la soldado estadounidense.
Instantanea del momento de la explosión de un tubo de mortero
Cuatro años después de la muerte de Clayton y otros cuatro compañeros de combate, la familia de la fallecida ha permitido que la fotografía salga a la luz a través de la revista del Ejército de EEUU. Este ha reconocido la importante y arriesgada labor que llevaba a cabo y que ha ayudado a fortalecer las relaciones de su país con Afganistán, según publica el diario militar Stars and Strypes.
Por todo ello, Hilda Clayton ha sido incluida en el pasillo de los héroes en el Fuerte Meade, en Maryland, y ha recibido el premio a la mejor fotógrafa de la unidad de la que formaba parte.
Hilda Clayton