Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos hermanos gemelos enfermos de leucemia

"Hay que seguir adelante, la enfermedad de mis hijos me ha hecho mejor persona"

La pesadilla de la madre de los gemelos Kai y Ethan empezó cuando sus hijos fueron diagnosticados de leucemia con un año de diferencia. Rachel, quedó devastada tras recibir por partida doble la peor noticia para una madre. Hoy, afortunadamente han pasado seis años y el cáncer de estos hermanos de Birminghan parece remitir.
Hace seis años empezó la peor pesadilla que nunca pudo imagina Rachel, madre de tres niños, cuando sus gemelos fueron diagnosticados de cáncer. Entonces, la familia y especialmente los gemelos tuvieron que soportar largas sesiones de quimioterapia, horas interminables en el hospital y en definitiva, un futuro incierto.
Hoy la enfermedad de Kai y Ethan ha remitido y su madre puede vivir algo más tranquila. Rachel, que a sus 38 años trabaja en una organización que ayuda a personas con problemas de drogas, asegura que "se siente afortunada de saber que los muchachos todavía están aquí".
"Hay que seguir adelante, la enfermedad de mis hijos me ha hecho mejor persona y he conocido a gente maravillosa en el camino", dice Rachel que, reconocer que a veces se pregunta "¿Por qué yo?"
Estos gemelos, ejemplo de superación a su corta edad, nacieron en 2004 y con 18 meses Ethan fue diagnosticado de leucemia. Lo peor estaba aún por llegar. Kai sería diagnosticado de la misma enfermedad un año después en septiembre de 2006.