Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cinco muertos en el aeropuerto Fort Lauderdale de Florida en un tiroteo

Cinco personas han muerto como consecuencia de un tiroteo registrado en el aeropuerto Fort Lauderdale, en el sur de Florida, según fuentes policiales que dan la situación por controlada tras el arresto de una persona sospechosa. El detenido ha sido identificado por las autoridades como Esteban Santiago, de 26 años y natural de Nueva Jersey. Se trata de un militar en la reserva que estuvo casi un año desplegado en Irak. Su familia señala que recibía trataminto psiquiátrico. Había volado de Alaska a Florida con su arma reglamentaria, la montó en el baño y salió disparando directamente a la cabeza de las víctimas.

El senador Bill Nelson, que ha podido hablar con autoridades del aeropuerto y con representantes de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés), dependiente del Departamento de Seguridad Nacional, ha identificado al presunto tirador como Esteban Santiago.

Según Nelson y otras fuentes citadas por medios como CBS News, Santiago tiene 26 años, es natural de Nueva Jersey y portaba en el momento del crimen una tarjeta de identificación militar. La Policía local ha asegurado que llegó al aeropuerto en un vuelo procedente de Canadá y había facturado el arma con la que perpetró los disparos.

Agentes del FBI y detectives de la oficina del sheriff han comenzado ya con los interrogatorios, con el objetivo de conocer unas motivaciones que todavía no han trascendido. Las autoridades sospechan que Santiago actuó solo.

"Se han realizado disparos. Todo el mundo corre", escribió en Twitter poco después del tiroteo el exportavoz de la Casa Blanca Ari Fleischer, que se encontraba en las instalaciones. "Todo parece en calma ahora, pero la Policía no nos deja salir, al menos en la zona en la que estoy", aseguró.

Otro testigo, Gene Messina, ha contado a la CNN que presenció los primeros momentos de la evacuación inmediatamente después de aterrizar. "Salí del avión y vi a la agente corriendo y chillando", ha relatado.

Condena de Trump
El gobernador de Florida, Rick Scott, ha anunciado que se desplazará al lugar "para recibir información directamente de las autoridades" desplegadas sobre el terreno.
Monitoring the terrible situation in Florida. Just spoke to Governor Scott. Thoughts and prayers for all. Stay safe!
El presidente electo, Donald Trump, ha confirmado en Twitter que ha podido hablar con Scott sobre la "terrible situación" que se ha vivido este viernes en el aeropuerto For Lauderdale. "Mis pensamientos y oraciones están con todos. Permaneced a salvo", ha escrito.