Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 30 heridos en República Centroafricana a pesar del alto el fuego pactado el lunes

Los enfrentamientos se han reanudado este martes en la localidad de Bria, en la zona central de República Centroafricana, a pesar del alto el fuego firmado el lunes por el Gobierno y la mayoría de grupos armados, según la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF), que ha atendido al menos a 35 heridos.
El coordinador de proyectos de la organización en esta zona, Mumuza Muhindo Musubaho, ha explicado en un comunicado que, en torno a las 6.00 (hora local), se inició un "intenso tiroteo" que en menos de cuatro horas ya había llevado a 35 pacientes al hospital, "en su mayoría con heridas de bala".
Los equipos de MSF que trabajan en Bangassou y Alindao también han informado de tiroteos esporádicos, lo que demuestra que la situación de seguridad en el país sigue siendo "extremadamente volátil" a pesar del reciente acuerdo, según un comunicado de la ONG.
El Gobierno de República Centroafricana firmó el lunes un "acuerdo político para la paz" con trece de los catorce principales grupos armados en el país que contempla un alto el fuego y la desmovilización de los insurgentes. Los firmantes, entre los que hay antiguos grupos de la coalición rebelde Séléka, principalmente musulmanes, y de 'anti-balaka', predominantemente cristianos, se comprometieron a poner fin a los combates.
Coincidiendo con una reunión de donantes en la capital, Bangui, MSF ha recordado que existe una necesidad "urgente" de aumentar la asistencia humanitaria de emergencia para ayudar a las personas afectadas por la ola de violencia.