Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La guerrilla maoísta está dispuesta a acordar un alto el fuego si Duterte aprueba la reforma agraria

El Frente Democrático Nacional de Filipinas (FDNF) --que representa al Partido Comunista de Filipinas (PCF) y a su brazo armado, el Nuevo Ejército del Pueblo (NEP), en las conversaciones con el Gobierno de Filipinas-- ha indicado que la guerrilla maoísta está disputa a acordar un alto el fuego con Manila si el presidente, Rodrigo Durterte, aprueba la reforma agraria.
El principal negociador del FDNF Fidel Agcaoili ha indicado que las conversaciones de paz se encuentran "suspendidas" desde que el presidente filipino anunció que no negociaría más con los rebeldes, según ha informado la cadena de televisión ABC-CBN.
Agcaoili ha señalado que un acuerdo inicial sobre la reforma agraria y la industrialización a nivel nacional convencería al FDNF para firmar un acuerdo bilateral de alto el fuego, una condición que ya se había puesto sobre la mesa en anteriores conversaciones con Duterte.
"El presidente lo sabe. No vamos a estar de acuerdo con un alto el fuego hasta que se comprometa a llevar a cabo la reforma", ha afirmado.
La reforma, que incluye la libre distribución de las tierras y la industrialización de varios sectores, se encuentra en el centro de las negociaciones entre las partes. Asimismo, las conversaciones incluyen una serie de reformas políticas y constitucionales.
A finales de mayo, el Gobierno suspendió las negociaciones de paz con el FDNF en represalia por las recientes acciones de la guerrilla, a la Duterte llamó "enemiga del estado", contra fuerzas militares.
No obstante, Manila no ha enviado ningún tipo de documento formal sobre la terminación de las conversaciones. "Esto significa que es posible que aún puedan reanudarse las negociaciones", ha manifestado Agcaoili. "Tal vez el presidente necesite tranquilizarse un poco", ha añadido.