Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un guardaespaldas de Park asegura que recogía ropa de la presidenta "en nombre de su confidente"

Un guardaespaldas de la apartada presidenta de Corea del Sur, Park Geun Hye, ha comparecido este jueves ante el Tribunal Constitucional por el polémico caso de corrupción que ha llevado a Park a ser destituida de su cargo por el Parlamento y ha confirmado vínculos entre la mandataria y su confidente, Choi Soon Sil, cuya detención el pasado mes de octubre destapó este escándalo.
Lee Young Sun, empleado del servicio de seguridad de la Presidencia, fue llamado a testificar en la cuarta audiencia del juicio político contra Park en la que, si bien se ha negado a responder a la mayor parte de las preguntas, ha confirmado que regularmente acudió a un modista para recoger ropa de la presidenta en nombre de Choi.
Asimismo ha señalado que es consciente de que ambas se conocían.
Park, de 64 años, está acusada de ponerse de acuerdo con su confidente y amiga, procesada por la Justicia surcoreana, para presionar a varias empresas --entre ellas Samsung-- con el fin de que ofrecieran donaciones a dos fundaciones creadas para respaldar sus iniciativas políticas.
La mandataria ha descrito a Choi como una amiga en la que se apoyaba en los momentos difíciles. Los investigadores señalan a Choi como el 'cerebro' de esta trama de corrupción, una acusación que su abogado ha calificado de "ficción".
Park fue destituida por la Asamblea Nacional por su presunta implicación en una serie de infracciones cometidas por su Choi, quien ha sido acusada de abusar de sus lazos con la presidenta para ganar varios favores empresariales y personales a pesar de no ostentar ningún puesto gubernamental.