Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se cumple un mes del secuestro de las niñas de Nigeria

El Gobierno de Nigeria da un giro radical a su política de mano dura contra el yihadismo y ha empezado a negociar con la secta islamista Boko Haram la liberación de las más de 200 niñas secuestradas hace un mes en el noreste del país. Y es que el miedo se extiende por el país mientras se busca a las menores por tierra y aire. La campaña internacional exigiendo su liberación ha conseguido unir en París a las dos últimas primeas damas.

El lunes, el líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, apareció en un vídeo proponiendo al Gobierno un canje. El grupo quiere intercambiar a las adolescentes por islamistas detenidos. Cuando se cumple un mes del secuestro, el Ejecutivo da un giro a su política de mano dura contra el terrorismo y ha aceptado negociar.
El ministro Tanimu Turaki ha dicho, en declaraciones a la cadena británica BBC, que su Gobierno está dispuesto a hablar con Boko Haram. En este sentido, el ministro ha indicado que si Shekau se muestra sincero en sus posiciones, enviará a representantes gubernamentales para entablar conversaciones.
Turaki, ministro de Responsabilidades Especiales, preside la comisión creada por el presidente Goodluck Jonathan para buscar fórmulas de acercamiento a la milicia, responsable de miles de muertes en los últimos años.