Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gobernador de Nueva York confirma la muerte de uno de los reos

El gobernador de Nueva York confirma la muerte de uno de los reos y añade que el otro permanece fugadoInformativos Telecinco/ Agencias

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ha confirmado que Richard Matt, uno de los dos presos que se fugaron hace tres semanas de la mayor cárcel de Nueva York, ha muerto tras ser abatido a tiros por los agentes federales, tras negarse a rendirse. La Policía sigue buscando al otro reo fugado.

Matt ha sido localizado en una zona remota de las montañas de Titusville, cerca de dos cabañas de caza en las que los agentes habían encontrado evidencias del paso de los presos, tal y como informa la cadena estadounidense Univision.
"Las autoridades fueron alertadas de que los fugitivos podrían estar en una cabaña. Ahí se encontraron armas y a Richard Matt", ha indicado Cuomo, que añade que David Sweat permanece en búsqueda y captura. "Es un peligroso asesino que mató a un policía", advierte.
En una rueda de prensa, el gobernador de Nueva York ha explicado que Richard Matt estaba armado con una escopeta y que se negó a rendirse ante los agentes. Asimismo, ha aprovechado para dar las gracias a todas las autoridades que se están uniendo en la búsqueda de los fugitivos.
Por su parte, el superintendente de Policía del estado de Nueva York, Joseph D'Amico, ha detallado que tras encontrar a Richard Matt en la cabaña "se enfrentaron a él y le mataron en una zona boscosa".
D'Amico también ha aprovechado para las gracias a los residentes de la zona por su cooperación en la investigación y ha pedido que se mantengan vigilantes y tengan cuidado.
Richard Matt, de 48 años, y David Sweat, de 34, ambos condenados a cadena perpetua por homicidio, lograron escapar de la Instalación Correccional Clinton de Dannemora, situada a unos 30 kilómetros de la frontera canadiense, el pasado 6 de junio. Ha sido la primera fuga en esta prisión en sus 150 años de historia.
La huida de los dos presos ha puesto en el punto de mira las relaciones entre reclusos y empleados penitenciarios después de que se confirmase que dos trabajadores de la cárcel, Joyce Mitchell y Gene Palmer, ayudaron a los presos a fugarse, llegando a darles, incluso, varias herramientas.
La fuga ha generado una gran polémica en Nueva York sobre la seguridad de las cárceles. El gobernador, Andrew Cuomo, llegó a calificar el asunto de "crisis estatal" y anunció una recompensa de 100.000 dólares por cualquier información que llevara a la captura de Matt y Sweat.