Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ejército iraquí recupera la sede de la televisión local en Mosul

Justo quince días después del inicio de la ofensiva en aldeas cercanas a Mosul, el ejército iraquí toca por fin suelo de la ciudad. Empieza la batalla calle a calle, la fase más complicada. Pero cuentan ya la primera victoria: la unidad militar antiterrorista iraquí asegura haber recuperado la sede de la televisión local. "Es muy buena noticia. Significa que la liberación de Mosul ha comenzado", destacan. Y ha comenzado por la periferia oriental de la ciudad. Las tropas de élite se han hecho con el distrito de Kokjali. Está limpio de yihadistas, y ahora la batalla se ha trasladado a otros dos barrios clave: Judaydat Al Mutfi Al Karamah. Allí civiles armados se enfrentan ya al Estado Islámico. En zona urbana, entre calles estrechas, no hay tanques ni blindados, el combate es cuerpo a cuerpo. Los terroristas se defienden quemando combustible y neumáticos para protegerse de los ataques aéreos, provocando un humo negro que no deja ver ni rastro del sol. La principal arma yihadista son los coches bomba, y también los francotiradores para frenar al ejército iraquí. Hay entre 3.000 y 5.000 yihadistas dispuestos a defender Mosul a sangre y fuego, usando a los civiles como escudos humanos, como denuncia Naciones Unidas. Quedan más de un millón de civiles en la ciudad, que puede convertirse en una ratonera. Miles de familias permanecen atrapadas entre el fuego cruzado.