Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La fundación que rescató a una extraña orangután albina en Indonesia pide ayuda para ponerle nombre

La Fundación de Supervivencia del Orangután de Borneo, un grupo de conservación de este tipo de mono en Indonesia, que a finales de abril rescató a un ejemplar hembra albina, calificada como "extremadamente rara", después de que la Policía alertara de que el animal estaba en cautividad, ha pedido ayuda para poner nombre al animal.
La simia se encuentra actualmente en cuarentena mientras se recupera, después de haber estado cautiva por residentes locales cuando aún presentaba comportamiento "salvaje".
"Esta pequeña rubia se ha convertido en la embajadora de su especie, y nos gustaría que tuviera un nombre muy especial que se ajuste a su singularidad", ha indicado la organización en un comunicado.
"Es muy raro encontrar un orangután albino, y considerando los significativos desafíos de conservación a los que se enfrentan los orangutanes salvajes queremos que se reconozca en su nombre", ha señalado el doctor Jamartin Sihite, presidente de la fundación.
"Las pruebas físicas preliminares llevadas a cabo por nuestro equipo médico han determinado que se trata de una orangután albina: su pelo, sus ojos y el color de su piel son más pálidos de lo normal y presenta fotosensibilidad", explicaron tras su rescate.
La Fundación ha pedido que, quien quiera participar en la búsqueda del nombre para la simia, escriba un correo electrónico (name@orangutan.or.id) con su sugerencia o participe en las redes sociales utilizando la etiqueta #albinoorangutan hasta el próximo 14 de mayo. "El mejor nombre se anunciará el 15 de mayo en Facebook, Twitter e Instagram", han indicado.
La fundación ha confirmado que en este caso, al igual que en otros casos de rescates de orangutanes que han llevado a cabo, la orangután se encontraba en un estado frágil y con escaso apetito. "Cuando la rescatamos pesaba sólo 8,3 kilos, ahora pesa 12,8 kilos tras diez días de cuidado. Ahora está feliz y le gusta comer cierta variedad de frutas, lo que supone una mejora en su dieta durante los primeros días de la cuarentena, cuando sólo aceptaba caña de azúcar", ha explicado la organización.
RESCATE
En un breve comunicado, la fundación explicó que el rescate tuvo lugar el pasado sábado, 29 de abril, cuando el jefe de la Policía de Kapuas Hulu, en la provincia indonesia de Kalimantán Occidental, llamó al grupo para dar la alerta.
En cooperación con la Agencia de Conservación de Recursos Naturales de Kalimantán Central (BKSDA), procedieron al rescate del ejemplar, de cinco años.
El portavoz del grupo, Nico Hermanu, confirmó al diario 'Jakarta Globe' que la orangután "goza de muy buena salud" y que su actitud sugiere que fue criada libre en la naturaleza. "Hay muchas posibilidades de que pronto sea liberada y devuelta a su hábitat natural", ha concluido.