Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una alta funcionaria de Morelos, investigada por la inhumación irregular de los 118 cuerpos de Tetelcingo

La exdirectora general de Servicios Periciales de la Fiscalía General del estado mexicano de Morales, Ana Lilia Guerrero, está siendo investigada por las irregularidades realizadas en el marco de la inhumación de 118 cadáveres en una fosa común de Tetelcingo.
En la audiencia de vinculación al proceso --que arrancó el sábado y se prolongó hasta la madrugada del domingo-- la Fiscalía ha imputado a Guerrero los delitos de violación de las leyes de inhumación y exhumación de cadáveres, falta de respeto a los muertos, uso de documentos falsos, ejercicio indebido del servicio público e ilícitos cometidos por servidores públicos, según ha informado el diario 'Excélsior'.
Se ha fijado un plazo de cuatro meses --que concluye el 11 de abril de 2017-- para el cierre de la investigación. Guerrero estará procesada por un delito penal, si bien por tratarse de delitos no graves, lo hará en libertad --aunque tendrá prohibido salir del estado y del país, y acudir cada mes a firmar en la Unidad de Medidas Cautelares--.
El pasado mes de junio, tras doce días de trabajos, las autoridades lograron exhumar los cadáveres de 118 personas en la fosa de Tetelcingo. Según la Fiscalía, Guerrero no sólo cometió irregularidades a la hora de la inhumación, sino que para explicar su actuación hizo uso de documentos falsos.
El exdirector de Servicios Periciales de la región oriente, Jerson Cervantes Gurrea, también se encuentra imputado por los mismos delitos en este caso.
La fosa se encontraba en un terreno conocido como Los Magueyes, que no cuenta con permiso para funcionar como cementerio.