Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las fuerzas leales a Al Assad matan a un centenar de personas en Al Qusair

Las fuerzas leales a Al Assad matan a un centenar de personas en Al Qusaircuatro.com

   Las fuerzas leales al presidente sirio, Bashar al Assad, han matado a al menos un centenar de personas que estaban huyendo de la ciudad de Al Qusair, que cayó el pasado miércoles tras semanas de sitio y combates, según han revelado varios activistas a la agencia de noticias Reuters.

Al parecer, la mayoría han fallecido por disparos de ametralladoras y por los bombardeos de los últimos tres días, mientras intentaban cruzar a pie una carretera ubicada al este de Al Qusair para llegar a la zona rebelde.
   El activista Hadi al Abdalá ha dicho que él es una de las miles de personas, entre civiles y combatientes rebeldes, que estaban de camino desde Al Qusair por la zona conocida como Husseiniya huyendo de las tropas gubernamentales.
   "Llevábamos varios heridos en Al Qusair y ellos fueron los primeros en morir porque no pudieron escapar. Otros heridos fueron capturados, entre ellos un primo mío. Llamé a su teléfono móvil y me contestó un hombre diciendo que podía ir a recoger su cuerpo en pedazos", ha relatado.
   Al Abdalá ha indicado que han podido recuperar los cadáveres de 15 personas, pero que "muchos han quedado atrás", cifrando en unos 100 los caídos en esta última ofensiva gubernamental contra los supervivientes de la batalla por Al Qusair.
   Mohamad al Qusairi, otro activista, ha apuntado que el Ejército sirio estaba desplegado en tres zonas de la carretera para atacar a los que huían de Al Qusair. "Solo había un pequeño corredor para escapar, pero nos estaban esperando al final", ha denunciado.
   "Quiero enviar el mensaje de que cualquiera que esté vinculado a esta ciudad será castigado", ha alertado a sus conciudadanos desde la ciudad turca de Ankara.
   El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha ratificado esta versión, señalando que sus activistas han perdido durante dos días el contacto con los civiles procedentes de Al Qusair. "Se cree que han muerto por los bombardeos del régimen sirio", ha dicho en un comunicado.

BATALLA POR AL QUSAIR

   Las Fuerzas Armadas sirias, apoyadas --sobre todo-- por el partido milicia chií libanés Hezbolá e Irán, recuperaron el pasado 5 de junio Al Qusair, tras semanas de sitio y fuertes combates que han causado cientos de muertos, entre combatientes y civiles, y han arrasado la ciudad.
   Un miembro de Hezbolá reveló a Reuters que las fuerzas 'assadistas' lanzaron un "ataque sorpresa a primera hora" con el que consiguieron entrar en la ciudad y provocaron la huida rebelde hacia la aldea de Debaa, según su versión.
   Los rebeldes también confirmaron su retirada de Al Qusair. "A la vista del fuerte arsenal (del enemigo) y de la descarada intervención de Hezbolá, decenas de combatientes han protegido la retaguardia y han asegurado la retirada de sus compañeros junto a los civiles", dijeron.
   Al Qusair, con más de 20.000 habitantes, se encuentra en una posición estratégica, segregada entre localidades suníes y chiíes, estas últimas afines al presidente sirio, cuya confesión alauí es una escisión chií.
   Para las fuerzas gubernamentales resulta crucial mantener abierto un paso entre el valle del Bekaa y la costa del Mediterráneo, en el caso de que caiga Damasco, que en las últimas semanas ha sido objeto del asedio rebelde.