Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un fuerte terremoto activa la alerta por tsunami en Fukushima

Un terremoto de magnitud 7,3 en la escala de Richter ha sacudido a última hora del lunes la costa japonesa y ha obligado a las autoridades niponas a declarar la alerta por tsunami para toda la ribera pacífica, con especial atención en la prefectura de Fukushima.
El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) ha detallado que la sacudida se ha producido 67 kilómetros al noreste de la localidad de Iwaki, en Fukushima, a una profundidad de 10 kilómetros.
La Agencia Meteorológica de Japón (JMA) ha emitido una alerta para las prefecturas de Fukushima, Ibaraki, Aomori, Miyagi, Iwate y Chiba y ha recomendado la "evacuación inmediata" de la primera ante la "inminente" llegada del tsunami.
"Evacuen inmediatamente las regiones costeras hacia un lugar seguro en zonas altas o búnkeres" porque "se espera que las olas golpeen repetidamente" causando un "extenso daño", ha dicho la JMA en un comunicado.
Las primeras olas --de unos 60 de centímetros-- han azotado ya Iwaki, si bien la JMA ha advertido de que podrían llegar a alcanzar los tres metros de altura.
De acuerdo con la agencia de noticias Kiodo, se han suspendido los trabajos de enfriamiento del combustible gastado en uno de los cuatro reactores nucleares de la central de Fukushima. El Gobierno ha aclarado que no hay riesgo de fuga radiactiva.
El portavoz del Gabinete de Shinzo Abe ha indicado que de momento no hay daños importantes por el terremoto. Lo más relevante es que se ha producido un pequeño incendio en un completo petrolero de Iwaki que ya está controlado.
Fukushima fue escenario en 2011 del peor accidente nuclear de la historia, junto al de la central ucraniana de Chernóbil. Un terremoto de 9 desató el 11 de marzo un tsunami que destrozó las instalaciones atómicas de la prefectura.