Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La joven chilena que pidió a Bachelet la eutanasia podría dar marcha atrás

Valentina MaureiraFacebook

Valentina se está remplanteando su idea de morir. La joven chilena de 14 años que pidió hace un mes a Michelle Bachelet la eutanasia ahora podría cambiar de opinión. La visita de otra paciente de fibrósis quística, le podría haber devuelto la esperanza y las ganas de vivir.

Fue a finales de febrero cuando Valentina Maureira pidió, a través de Facebook, una reunión con la presidenta de Chile Michelle Bachelet, el motivo: La inyección que la "dejara dormida para siempre". La joven de 14 años padece fibrosis quística, una enfermedad genética incurable, que ya acabó con la vida de su hermano a los seis años y que afecta especialmente a los pulmones y genera multitud de infecciones.
"Ella me puede autorizar a darme la inyección para quedarme dormida para siempre". decía hece un mes, ahora podría dar marha atrás en su súplica por al eutanasia.
"Es una decisión difícil. Hay gente que me ha hecho cambiar la forma de pensar, pero no lo sé, tendría que hacerme muchas preguntas. Tengo que seguir dándole vueltas, ver qué es lo que me conviene".
Maribel Oviedo, una joven cordobesa de 21 años que también sufre FQ, podría ser la responsable de su posible cambio de actitud. La cordobesa contactó con Valentina a través de Facebook para después visitarla en el hospital de Santiago donde está internadda. El emotivo encuentro hizo que Valentina repensara su idea de morir.