Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un exviceministro de Uribe acepta los cargos por el escándalo de corrupción Odebrecht

El exdirector del Instituto Nacional de Concesiones (INCO) y exviceministro de Transporte durante el Gobierno de Álvaro Uribe, Gabriel García Morales, ha aceptado todos los cargos que se le imputan relacionados con el conocido como caso Odebrecht, que toma el nombre de una empresa constructora brasileña. Con este reconocimiento recibirá una rebaja de hasta la mitad de la pena.
García, que sufre problemas de salud, buscaría así no ser enviado a la cárcel y poder recibir un beneficio que le garantice atención especializada fuera de un centro penitenciario. Sin embargo, la Fiscalía pedirá que sea enviado a prisión.
García está acusado de recibir sobornos por cerca de 6,5 millones de dólares, por lo que se le han imputado delitos de cohecho, interés indebido en la celebración de contratos y enriquecimiento ilícito en un proceso que se desarrolla en un tribunal de Bogotá, informa la prensa colombiana.
La Fiscalía ha presentado pruebas sobre el pago de Odebrecht al exviceministro de Transporte por la adjudicación del contrato de las obras del tramo dos de la Ruta del Sol en 2009, una importante vía de la Red Nacional de Vías del país.
La constructora Odebrecht y su filial petroquímico, Braskem, admitieron en diciembre, mediante un acuerdo de delación compensada firmado con autoridades estadounidenses, que pagaron más de 1.000 millones de dólares en sobornos a funcionarios y representantes de partidos políticos de doce países.