Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El niño muerto en la explosión estaba en la meta para abrazar a su padre

Martin Richardcuatro.com

Martin Richard tenía ocho años y es uno de los tres fallecidos en el atentado contra el maratón de Boston. El pequeño estaba en la meta, con su hermana en estado grave, y su madre, herida también por la explosión. La familia esperaba la llegada del padre, que participaba en la popular carrera, porque querían ser los primeros en abrazarlo.

La información ha sido tuiteada por el Boston Globe que creó el hashtag #prayformartin,donde los usuarios se dan ánimos y comparten su dolor ante la tragedia.
Martin vivía en Dorchester, al centro de Boston, y era el hijo del maratonista William Richard, que estaba a punto de llegar a la meta.
Era un día radiante para la familia que había corrido hasta la 'meta' para abrazar al padre. Allí estaban los tres: Martin, su hermana, que ha perdido una pierna y la madre, Denise, también herida en la explosión.
Dramático el testimonio de un testigo que ha publicado el portal Global Grind, que cuenta como el pequeño se lanzó a la calle para abrazar a su padre y pocos segundos después explotó el primer artefacto.
Un total de nueve niños han resultado heridos en el atentado al maratón de Boston, varios de ellos se encuentran en estado grave.