Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cuerpo del exdictador Marcos, enterrado en el cementerio de los héroes cinco días antes de lo permitido

La Policía Nacional y las Fuerzas Armadas de Filipinas han confirmado este viernes que el cuerpo del exdictador Ferdinand Marcos ya ha sido enterrado en el mausoleo Libingan ng mga Bayani, conocido como el cementerio de los héroes, esta misma mañana, cinco días antes de lo que prevé la legislación.
El jefe del departamento de Policía, Oscar Albayaklde, ha informado a la emisora dzMM de que el cuerpo de Marcos fue trasladado por vía aérea desde Laoag, en torno a las 9.00 horas, y llegó al cementerio de los héroes en torno al mediodía.
Según ha informado la cadena filipina ABS-CBN, el exdictador ha sido inhumado de forma rápida y en una ceremonia cerrada al público. La ex primera dama Imelda Marcos, vestida de negro, ha estado acompañada de todos los hijos, vestidos de blanco. La única hermana de Marcos que aún tiene vida, Fortuna Marcos-Barba, ha estado presente también en la ceremonia, en silla de ruedas.
Según una circular interna expedida desde la Policía a la que el diario 'Inquirer' ha tenido acceso, las autoridades, ante el temor de que se desataran protestas, han pedido a los agentes que recuerden que deben actuar de conformidad con los Derechos Humanos, así como ser tolerantes y evitar que los manifestantes los alteren, mantener la paz "a toda costa" y detener a todo el que perturbe esa paz.
El Tribunal Supremo del país autorizó el pasado 8 de noviembre el entierro de Marcos en este cementerio, como había previsto el actual presidente del país, Rodrigo Duterte.
Si bien las leyes exigen que haya un período de 15 días entre la decisión del Tribunal, para que se puedan tener en cuenta posibles mociones de reconsideración, la familia Marcos ha llevado finalmente el cementerio adelante cinco días antes de lo permitido.
El Supremo había emitido una orden el pasado 23 de agosto paralizando el entierro de Marcos en el cementerio durante un plazo de 20 días, que fue prorrogado hasta entonces.