Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres muertos en la jornada de caos y violencia en Charlottesville

Tres personas muertas, dos de ellas policías, y varios heridos. Es el balance de en los enfrentamientos que están teniendo lugar en la ciudad de Charlottesville, en Virginia, EE.UU y que enfrentan a racistas contra antifascistas. Donald Trump ha condenado "el indignante despliegue de odio, fascismo y violencia" efectuado por "todas las partes" implicadas.

Las dos ultimas muertes han sido la de dos policías que han perdido la vida cuando el helicóptero en que se encontraban, y que estaba vigilando los enfrentamientos se ha estrellado. Según el comunicado, el teniente H. Jay Cullen, de 48 años, y Berke MM Bates, de 41 años, han muerto en el acto.
"Nuestra Policía estatal está de luto por este trágico resultado en un día ya difícil", ha señalado el superintendente de la Policía estatal de Virginia, el coronel W. Steven Flaherty.
El helicóptero se habría estrellado alrededor de las 17.00 (hora local) en el condado de Albemarle, cerca de una residencia. Según ha informado la Policía, el accidente está siendo investigado y ha confirmado que no hay ningún herido en la zona.
La otra victima mortal de estas reyertas es una joven de 32 años, Heather Heyer, quien ha fallecido al ser brutalmente atropelladas por un coche durante una marcha antifascista en Charlottesville, según han informado fuentes del Centro Médico de la Universidad de Virginia al 'New York Times'.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha condenado "el indignante despliegue de odio, fascismo y violencia" efectuado por "todas las partes" implicadas en los violentos incidentes en la ciudad de Charlottesville.
El mandatario también ha querido mostrar a través de Twitter sus condolencias a las familias de los heridos y fallecidos en las reyertas. 
Al menos una persona ha resultado detenida al término de estos enfrentamientos, disueltos por la Policía antidisturbios.

Charlottesville se encuentra ahora mismo bajo estado de emergencia por los fuertes enfrentamientos entre grupos racistas contra antifascistas.

Los supremacistas se habían concentrado para protestar contra el derribo de la estatua del general confederado Robert E. Lee y símbolo de la era esclavista del Sur de Estados Unidos, tal y como habían ordenado las autoridades de la ciudad.