Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Los esteroides me han convertido en un hombre"

De mujer a hombreDaily Mail

Las consecuencias del consumo de esteroides van más allá del crecimiento de los músculos. Los efectos secundarios de estas sustancias van desde el exceso de vello corporal al fallo hepático. Prueba de ello es Candince Armstrong, una culturista de 28 años que, por culpa del abuso de los esteroides se ha convertido en un hombre.

Según informa el Daily Mail, para muchas estrellas de Hollywood y culturistas el consumo de esteroides y anabolizantes para aumentar la masa muscular y mejorar el rendimiento es una costumbre diaria.
Pero los efectos secundarios del consumo de estas sustancias pueden ser terribles, tanto de estética como de salud. Un documental de la TV británica muestra el ejemplo de Candince Armstrong, una ex camarera de 28 años, a la que el abuso de los esteroides la ha convertido en un hombre.
El cuerpo de esta camarera se ha convertido en una enorme masa de músculo al estilo de Arnold Schwarzenegger. La camarera rubia se ha transformado en un descomunal moreno con vello corporal en su espalda, pecho y labio superior.
Según el citado diario, Candince asegura que no tenía ninguna intención de masculinizarse de esa manera pero que ya es demasiado tarde para dejar de hacerlo. “No, no era mi plan", dice en el documental, “no decidí conscientemente quiero cambiar de hombre a mujer”.
Pero, aparte de lo curioso del caso, los efectos secundarios son graves y, junto al exceso de vello corporal y acné, el clítoris de Candince se ha hinchado tanto que se ha convertido en un pequeño pene. "Se ha puesto mucho más grande”, reconoce, “y tiene la forma de un pequeño pene”.
A pesar de todo, Candince asegura que no tiene  intención de dejar de tomar esteroides, que su estado actual tiene más pros que contras, "me ha abierto las puertas y me ha permitido desarrollarme como yo quiero".