Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La bomba que estalló en Manhattan contenía piezas metálicas a modo de metralla

Las autoridades de Estados Unidos han revelado este domingo que la bomba que hirió el sábado a 29 personas en Manhattan, así como una segunda que no llegó a estallar, contenían piezas metálicas a modo de metralla para causar los máximos daños.
Según las informaciones facilitadas por el diario estadounidense 'The New York Times', las bombas habían sido fabricadas con ollas a presión y contenían "materiales de fragmentación" como rodamientos y bolas metálicas para pistolas de balines.
Fuentes de seguridad han asegurado que han identificado a una 'persona de interés' tras el suceso, si bien por el momento no ha sido declarada como sospechosa.
Asimismo, han revelado que cada vez hay más indicios de que el ataque estuviera conectado con la explosión registrada horas antes en Nueva Jersey, que se saldó sin heridos, si bien se trabaja para comparar las bombas y sacas conclusiones.
Por último, las autoridades han recalcado que por el momento no se ha determinado el motivo de ninguno de los ataques.
Horas antes, el gobernador del estado de Nueva York, Andrew M. Cuomo, ha afirmado que "no hay pruebas" de que haya conexión con el terrorismo internacional.
Ya el sábado por la noche, el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, reconoció que la explosión era un "acto intencionado", aunque no había datos que la relacionasen con ningún tipo de terrorismo.